23 de mayo de 2016
23.05.2016
Balance

Peris defiende que el proyecto político de València en Comú "va para largo"

La plataforma ciudadana recuerda su aportación para el giro social de la acción municipal y la participación

23.05.2016 | 15:36
La ejecutiva de València en Comú.

València en Comú (ValC) ha valorado su aportación en el giro social y el incremento de la participación ciudadana en las políticas locales un año después de las elecciones municipales que les permitieron entrar a gobernar en el Ayuntamiento de Valencia junto a Compromís y PSPV.

Así lo han puesto de manifiesto los concejales de ValC en el consistorio, Jordi Peris, María Oliver y Roberto Jaramillo, en una comparecencia junto a los portavoces de la plataforma, Mireia Biosca y Robi Bertase, para hacer un balance un año después de las "elecciones del cambio" en la que surgieron como formación política.

Han recordado que nacieron de la necesidad de "dar voz" a movimientos sociales, vecinales y de cooperación y contribuir a las fuerzas del cambio y han coincidido en que su proyecto de transformación del modelo de ciudad "ya se ha iniciado" pero es de "largo recorrido" y va más allá de esta legislatura.

El concejal y portavoz en el Ayuntamiento, Jordi Peris, ha defendido que su contribución a la defensa de los derechos sociales se percibe en iniciativas como el incremento de las ayudas sociales, el pago de libros de texto, la política de viviendas o poner en la agenda a barrios desatendidos como Orriols o Cabanyal.

Aunque ha valorado la nueva forma de relación de la institución con los ciudadanos con procesos de participación en presupuestos o modificación de las líneas de la EMT, ha asegurado que tienen "el reto de cambiar la cultura de participación para que los ciudadanos la conciban como un derecho".

"Esto es solo el principio, aquí hay un proyecto de largo recorrido", ha asegurado Peris, quien entre otros retos, ha abogado por tener un parque público de viviendas en tres años, garantizar el suministro eléctrico sin la intermediación de las grandes compañías, las cláusulas sociales en la contratación y la innovación.

María Oliver ha incidido en la necesidad de reforzar la transversalidad en transparencia, participación e igualdad y ha asegurado que su vertiente social "da sentido a estar en el Ayuntamiento".

Oliver, que se ha autocalificado como "ciudadanos infiltrados que gestionan y cuestionan la institución", ha apostado por agilizar la gestión, hacerla más transparente y más cercana "para garantizar que desaparezca la corrupción".

El también diputado provincial Roberto Jaramillo ha resaltado que son "determinantes en el gobierno" y ha reclamado "dejar de hablar de regeneración democrática" para "cerrar heridas" y "empezar a hablar de innovación democrática".

Ha reclamado "el derecho a equivocarse como concejales y plataforma" y ha reconocido errores como no haber contado con los procesos burocráticos, por ejemplo, para formar los consejos locales de Cooperación y de Inmigración, los cuales, ha dicho, "tardarán pero estarán".

Para la portavoz Mireia Biosca, ValC es "clave para las políticas de transparencia, de abrir puertas y de cambio" en el Ayuntamiento y ha defendido la importancia de estar en las instituciones pero "también en la calle" y de lograr "más coordinación entre la pata institucional y la plataforma".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook