29 de mayo de 2016
29.05.2016
Corpus

"No sé qué son, pero son hermosísimas"

Vecinos y turistas disfrutan de la muestra de las rocas que hoy volverán a 'su casa' por el itinerario de la procesión

29.05.2016 | 03:04
"No sé qué son, pero son hermosísimas"

Hoy en el gran día del Corpus la protagonista serán la Moma y todos los personajes que le acompañarán por las calles de Ciutat Vella. Sin embargo ayer la expectación de vecinos y turistas recayó sobre las rocas, el tapiz floral y los balcones engalanados en las calles cercanas.

A lo largo de la jornada la plaza de la Virgen fue recibiendo la visita de miles de personas que escudriñaban cada detalle de las enorme carrozas. «Esta carroza es la que más gente ha matado, la última víctima fue en 1855», explicaba un miembro de Amics del Corpus a unos curiosos mientras señalaba la roca de La Diablesa, recordando la falta de seguridad de las procesiones en el pasado. Ayer en la plaza había un gran número de miembros de esta asociación para explicar la historia y detalle de cada monumento. Algunos de los presentes se habían sorprendido al ver la plaza llena de carrozas, como era el caso de Yurfred, una vecina de Chiva. «Ni sé qué son ni de dónde han salido...son hermosísimas. Estoy alucinando», reconocía frente a los enormes monumentos móviles.

También los había que aún viniendo del extranjero sí las conocían, aunque fuera por los libros o internet, como el caso de William, profesor de Virginia (EE UU). Este historiador explicaba: «he leído sobre las rocas, pero era la primera vez que las veía en persona, y la verdad es que es emocionante».

La «pujà del Palau»
En la plaza, bajo un sol sofocante, la gente se acercaba a las rocas para hacerse un «selfie» con el móvil o para intentar interpretar el significado de cada una de ellas.

Las rocas continuarán en la plaza hasta las 16.30 horas de hoy cuando partirán hasta su «casa» realizando el itinerario de la procesión, tiradas por caballos. Cabe destacar el momento más curioso y tenso del recorrido con la «pujà del Palau», cuando las pesadas carrozas han de superar la subida desde la calle Avellanas a la plaza del palacio arzobispal, en el que los caballos han de realizar un esfuerzo máximo de fuerza. Ayer por la tarde tuvieron lugar los «misteris» interpretados por los alumnos del Pilar y de Esclavas.

También ayer fueron muy comentados los balcones engalanados por los vecinos que participan del concurso que valora también fachadas y escaparates adornados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook