02 de junio de 2016
02.06.2016

Las Corts barajan un edificio diáfano con plaza porticada para las ruinas del Salvador

Los arquitectos ya trabajan en el anteproyecto para adecentar la parcela

02.06.2016 | 04:15
La parcela en la que los vestigios históricos y la maleza se confunden en la calle del Salvador.

Las Corts Valencianes han puesto ya en manos de dos arquitectos que ha enviado la Generalitat el proyecto para adecentar las ruinas de la calle del Salvador.

La intervención se va a realizar en el espacio donde en origen se proyectó construir la residencia oficial del presidente del Parlamento valenciano y que hace tiempo que fue desestimado.

Los dos técnicos, que trabajarán en comisión de servicio para el Parlamento valenciano, ya han recibido el encargo de la cámara de atenerse a las exigencias del Ayuntamiento de Valencia y diseñar un nuevo espacio urbano que tenga varios elementos: una plaza porticada, un edificio diáfano y acristalado que tendría un uso social y varios paneles de vidrio que permitan salvaguardar las ruinas de origen romano.
El anteproyecto ya está en marcha y se realiza en base al informe arqueológico para preservar los vestigios históricos.

Las Corts ya cuentan también desde finales de año con un presupuesto retenido de 400.000 euros para hacer frente a la inversión. La semana pasada ya se produjo la primera reunión, según ha sabido Levante-EMV, entre los arquitectos y responsables de la Cámara valenciana para iniciar los trabajos. Las Corts consideran necesaria la instalación de una plaza porticada, así como la construcción de algún elemento ya que es necesario mantener la alineación urbana, que también está protegida porque por esa zona atravesaba antiguamente la Vía Augusta romana.
Según explican desde las Corts, esa intervención permitirá cubrir los restos más señalados de la calle del Salvador, hoy cubiertos de maleza, lo que ha motivado las críticas vecinales desde hace años.

Las Corts están dispuestas a dar una solución en el plazo más breve posible y consideran que la construcción de un edificio que pueda destinarse a uso social es la vía más factible, puesto que el Ayuntamiento de Valencia no acepta la modificación del plan de ordenación urbana para dejar este espacio como una plaza.

Con todo, el anteproyecto recogerá la construcción de un edificio muy diáfano, acristalado según explican los promotores, que pueda albergar un espacio cultural con cabida para el público, en un recinto de uso vecinal y un aforo no muy elevado, y que en el futuro podría ser cedido al Ayuntamiento de Valencia.

Como informó ayer este diario, los vecinos reclaman a las Corts que renuncien a edificar en la calle Salvador y proponen que la parcela se incorpore como plaza libre de edificabilidad en la revisión de la normativa de Ciutat Vella, aunque desde las Corts apuntan que esto no es posible porque el Ayuntamiento no admite una plaza, por lo que es necesario dar un uso constructivo al espacio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook