02 de junio de 2016
02.06.2016
Reciclaje

Valencia probará el retorno de envases que impulsa el Consell

Ribó apuesta por el sistema por el que cada ciudadano recibe 10 céntimos por lata o botella que devuelva

02.06.2016 | 18:00
Una de las máquinas utilizadas para la devolución de envases de bebidas.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha ofrecido hoy a la Conselleria de Medio Ambiente que la ciudad protagonice las primeras experiencias del sistema de recogida y retorno de envases que quiere impulsar el Consell para mejorar la reutilización de materiales y favorecer el cuidado medioambiental.

Así lo ha explicado al término de su reunión con la consellera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Elena Cebrián, y ha defendido las ventajas de este modelo en la economía municipal, los pequeños comercios y sobre la creación de empleo.

Según un comunicado del Ayuntamiento, Ribó ha ahondado en la reducción del gasto de la recogida para las arcas municipales, en la fuente adicional de ingresos que puede suponer para el pequeño comercio y en la generación de fórmulas que generen puestos de trabajo como las cooperativas recicladoras.

Por ello, el Ayuntamiento se ha ofrecido para realizar alguna prueba en la ciudad antes de poner en marcha la nueva fórmula que, según ha insistido Ribó, "ayuda a la limpieza, al medio ambiente, al pequeño comercio y al empleo".

Cebrián ha defendido la propuesta en el marco de la política de residuos "dirigida a nuevas formas de gestión excelente, para alcanzar un modelo que cambie la imagen tan negativa de la Comunidad en este campo por casos de corrupción, así como por incumplimientos de la normativa europea y en porcentajes de residuos y vertederos".

El nuevo sistema, ha explicado, parte de un planteamiento "sencillo", ya que cada ciudadano recibe una compensación económica (fijada en 10 céntimos de euro) por cada lata o botella que devuelva al comercio.

"Es el beneficio por reciclar", ha explicado y ha añadido que según el tipo de comercio, "se articulará una forma automatizada para la recogida; y el posterior sistema logístico de recogida, que acompaña al proceso: una cadena de actuaciones que hay que articular".

Por ello, desde la Conselleria se está explicando y recabando la información de todos los agentes que tienen que participar, según Cebrián, quien ha adelanto que en su momento este modelo se ha de implantar en toda la Comunitat a la vez.

No obstante, ha agradecido "la oportunidad que propone el Ayuntamiento de Valencia de articular estas primeras experiencias, y poder contar con su colaboración para ir viendo cómo se articula el sistema, y ver también la reacción de los usuarios y cómo se va explicando".

Ribó, que ha recordado que esta propuesta está establecida en algunos de los países más avanzados del mundo, tanto de Europa como de los Estados Unidos, ha incidido que se enmarca "perfectamente en las directivas europeas" y beneficiará el paisaje, ya que no se dejarán tirados los envases "en las calles o en la acequia".

La Conselleria está llevando a cabo los estudios técnicos preparatorios y la previsión es que la legislación que regule el proceso pueda estar lista a finales de este año, y que 2017 sea un año de moratoria y se ajusten "todos esos sistemas para su implantación definitiva en 2018".

A preguntas de los periodistas, Cebrián ha afirmado que "no se cierran las puertas a nadie" y que todas las formas de gestión se pueden abrir a fórmulas más modernas" y ha valorado "lo positivo del sistema" de Ecoembes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook