04 de junio de 2016
04.06.2016

Salvar la zona más histórica de Benimaclet

El consistorio, la Politécnica y la Asociación de Vecinos firman un convenio para revitalizar y promocionar edificaciones tradicionales

04.06.2016 | 02:03
Salvar la zona más histórica de Benimaclet

El Ayuntamiento de Valencia, la Universidad Politécnica de Valencia y la Asociación de Vecinos de Benimaclet firmaron ayer un convenio para revitalizar y promocionar las edificaciones tradicionales de este barrio. Los estudiantes de último grado de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y Edificación de la UPV realizarán propuestas de intervención y cambios de los mencionados inmuebles rurales. El concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Vicent Sarrià, ha explicado que el objetivo de este convenio, que es similar al firmado en 2012 para el núcleo histórico de Campanar, es colaborar en la recuperación de una parte de la ciudad de gran valor histórico y social y proporcionar a los estudiantes la posibilidad de trabajar sobres casos reales y de adquirir la conciencia y la sensibilidad necesarias a la hora de intervenir en un paisaje histórico de la huerta.

En el marco de este convenio, la sede de la Asociación de Vecinos de Benimaclet (ubicada en la avenida de Valladolid) acoge hasta el 16 de junio, once trabajos elaborados por los universitarios y universitarias. Estos proyectos, que se han incluido en una publicación de la UPV, proponen ideas para edificaciones tradicionales de la zona, entre las que se encuentran las casas Chocolatera y Mistral, el Molino de Farinós y las alquerias de Bayarri, Visquet, Farinós y Montañana,

Por lo que respeta a esta última alquería, que se encuentra en suelo urbano (en la calle de la Murta) y sin protección del Plan General de Ordenación Urbana, que grafía esta zona como espacio verde, el concejal Vicent Sarrià se ha comprometido al catalogarla en la revisión detallada del mencionado plan con el objetivo de que sus propietarios puedan rehabilitarla.

Sarrià recordaba que el Ayuntamiento dispone de un Catálogo de Bienes Estructurales (Bienes de Relevancia Local, BRL, y Bienes de Interés Cultural, BIC) de naturaleza urbana y rural, y que en este último hay más de 270 alquerías, barracas, molinos y entornos BRL.

Rebajar las tasas urbanísticas
En este sentido, ha manifestado que la primera medida que adoptó el gobierno municipal ha sido rebajar un 90 % las tasas urbanísticas para la rehabilitación de edificios protegidos, y elaborar un plan de trabajo para redactar proyectos de intervención en la mayoría de los edificios protegidos destinados a equipamientos como la Casa del Americano, la Alquería de la Torre, la Ceramo, la aceitera de Marxalenes, las alquerías de la calle Beato Gaspar Bono o el conjunto de alquerías de la calle Olba, lo que supondrá un importante esfuerzo inversor para recuperar para los vecinos este relevante patrimonio.

Por último, Vicent Sarrià ha señalado que desde la Delegación de Desarrollo y Vivienda se trabaja en las bases de ayudas a la rehabilitación del patrimonio rural, con la intención de ponerlas en marcha a lo largo del próximo año y que los propietarios de este patrimonio rural puedan recibir subvenciones para su rehabilitación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook