04 de junio de 2016
04.06.2016

El tripartito "quiere emplearse a fondo" en la mejora de la cultura de participación

Defiende su gestión ante la Federación de Vecinos y tiende la mano «para escuchar y dialogar»

04.06.2016 | 04:15

El Ayuntamiento de Valencia contestó ayer a las valoraciones hechas por la Federación de Asociaciones de Vecinos del primer año de gobierno del «tripartito», en las que realizaron duras acusaciones, asegurando que se han hecho «muchos gestos» pero «poca actuación efectiva».

Como publicó este periódico, la presidenta de la entidad vecinal, María José Broseta, valoró positivamente «la apertura a la ciudadanía» pero criticó que «el problema de limpieza es recurrente», que existe «descoordinación entre concejalías» o que hay problemas con el botellón.

Desde el gobierno municipal agradecieron «las sugerencias» por su «interés en la mejora de la ciudad», al tiempo que recordaron que «frecuentemente atendemos sus peticiones y hemos mantenido varias reuniones, tanto con los concejales como con el alcalde». «A lo que nos sumamos, tal y como expresa la Federación, es a la falta de cultura de participación que todavía existe y en la que este equipo de gobierno quiere emplearse a fondo para que mejore», señalaron.

Desde el «tripartito tendieron la mano a la FAVV, añadiendo que «este gobierno acepta la crítica, porque es una de las maneras de mejorar la calidad de vida de los vecinos de la ciudad. Por eso están «dispuestos siempre a escuchar y a dialogar con la FAVV».

«Con el PP no se hablaban»

Al respecto de la señalada falta de coordinación entre departamentos, desde el gobierno municipal contestaron a María José Broseta que en las citadas reuniones «habrá podido comprobar la comunicación que existe entre las concejalías, algo bastante alejado de épocas pasadas en las que, bajo un mismo partido, los concejales del PP ni se hablaban entre sí». «No se entendería de otra manera el aumento y reparto de funcionariado hecho público, por ejemplo», sentenciaron.

Mesa de la convivencia

Respecto al botellón, sobre el que las asociaciones de vecinos indicaron que es necesario crear una mesa de trabajo, el gobierno contestó que ha «iniciado las mesas de la convivencia en donde hemos solucionado botellones tan conflictivos como la Cruz Cubierta, Marítim y el Carme, gracias al diálogo y a los operativos especiales de policía».

«Se han reducido las quejas»

«Por primera vez en mucho tiempo las quejas al respecto han disminuido, sobre todo gracias al plan de choque que pusimos en marcha y que hemos mantenido, así como la mejora de los bal-deos, la limpieza de solares y el mantenimiento de contenedores y papeleras», señalan desde el ayuntamiento.

Nueva ordenanza y más policía

La Federación también incidió en la necesidad de controlar las terrazas, sobre las que el gobierno señaló que ya trabaja «en la modificación de la ordenanza desde el máximo diálogo posible con múltiples actores, y en especial codo con codo con la FAVV», y destacaron las 33 nuevas plazas de policía que deberán ayudar a ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook