14 de junio de 2016
14.06.2016

La Policía de Barrio también se subirá al tranvía para ofrecer más seguridad

Valencia es la ciudad española donde más crece el transporte público con más del 11% en bus y metro

14.06.2016 | 02:36
La Policía de Barrio también se subirá al tranvía para ofrecer más seguridad

El crecimiento en el uso del transporte público no está reñido con la necesidad de seguridad. Por eso, Ferrocarrils de la Generalitat y la Policía Local de Valencia han llegado a un acuerdo mediante el cual los agentes de la policía de barrio «patrullarán» por los tranvías de forma discrecional. Del acuerdo al que llegaron ayer el gerente de FGV, Ángel García de la Bandera y la concejala Sandra Gómez, los agentes uniformados podrán acceder a los tranvías tanto en sus desplazamientos al puesto de trabajo „siempre que ya vayan uniformados y, por consiguiente, de servicio„ como cuando lo estimen. De esta manera, tal como decía la edil, «conseguimos una doble función. El agente se convierte en una persona más próxima, con quien poder departir y su presencia permitirá imprimir más seguridad». El tranvía, y más con el inminente incremento de viajeros con destino a la playa, es susceptible de recibir visitas de carteristas. «No se trata, desde luego, de un medio inseguro, pero se producen algunos conflictos de ese tipo, así como algunas rencillas entre viajeros, que con la presencia de los policías locales tenemos claro que no se producirán». Los conductores, de esta forma, sabrán que los agentes pueden acceder libremente a los coches.

Más allá de esta medida, parece que la apuesta por el transporte público que está llevando a cabo la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia comienza a dar sus frutos. El «cap i casal» fue en abril la ciudad donde más creció el uso del metro y autobús de aquellas urbes españolas que cuentan con los medios. Así, Metrovalencia aumentó un 11,8 % el número de viajeros respecto al mismo periodo del año anterior, mientras la EMT creció un 11,3 %.

El metro transportó en la ciudad de Valencia en abril un total de 5,4 millones de viajeros, un 4,2 por ciento en el acumulado del año. Por lo que respecta al autobús municipal, en el cuarto mes del año transportó a un total de 7,9 millones de viajeros, con una subida acumulada en 2016 de 3,3 por ciento.

«Estamos muy contentos del resultado pero no queremos echar las campanas al vuelo por un resultado puntual. Nuestro objetivo final es hacer de la EMT el medio de transporte de referencia para los valencianos y valencianas», aseguraba ayer el gerente de la compañía municipal, Josep Enric García Alemany, tras conocer los resultados.

El transporte urbano fue utilizado por más de 249,5 millones de viajeros en abril en toda España, un 6,0% más que en el mismo mes del año 2015. El metro de Valencia registró el mayor crecimiento (11,8%).

Por su parte, el transporte por autobús crece un 5,1% y presenta su mayor subida en Valencia (11,3%).
Valencia superó en ambos registros a Bilbao, Barcelona, Madrid y Palma, ciudades cuentan con el «contrato programa», por lo que no solo reciben ayudas el Estado que Valencia no recibe, sino que además cuentan con un billete único, lo que facilita la movilidad.

La EMT dice que cambiar la línea 11 beneficiará a dos mil usuarios
La Empresa Municipal de Transportes aseguró ayer que seguirá adelante con su propuesta para la línea 11, a pesar de las críticas de la Associació de Veïns de Orriols y la Federación de Vecinos y las quejas de varios centros de mayores. Según explicó el gerente de la empresa, Josep Enric García Alemany, la propuesta con parada en la calle Almassora beneficia a dos mil personas, frente a las 90 que se bajan actualmente en el centro de salud de Pintor Vilar. Además se estima que se ganan unos 5 minutos en el recorrido total. A cambio, asegura la EMT, aumentarán la seguridad en las nuevas paradas que, recuerda, están a la misma distancia que la ubicación actual de las mismas. La propuesta, no obstante, no está cerrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook