15 de junio de 2016
15.06.2016
Circuito de F1

Tres multinacionales proponen usar el circuito del Grao para probar vehículos

La mejora de la conexión de la marina con la ciudad incluye la remodelación de J. J Dómine y eliminar las secuelas de la F1

15.06.2016 | 08:03
Tres multinacionales proponen usar el circuito del Grao para probar vehículos

Las claves

  • DESAFECTADO DE LA F1
    Cedido y sin uso
    La desafección del circuito como infraestructura para la Fórmula 1 por parte del actual gobierno de la Generalitat permitiría dar nuevos usos al circuito del Grao, al menos temporalmente hasta que se adjudique el desarrollo del PAI del Grao. De hecho el circuito, que en conjunto costó casi cien millones de euros, es una de las cargas urbanísticas del PAI.

El Consorcio Valencia 2007 explora nuevos usos para el circuito de Fórmula 1 del PAI del Grao. El millonario circuito de carreras, cerrado y sin uso desde 2012, podría convertirse ahora en un circuito para realizar pruebas de conducción («test drive»). Tres multinacionales del automóvil han presentado propuestas a los actuales gestores privados del «Veles e Vents» para realizar las presentaciones de sus nuevos vehículos en este icónico edificio de amplias terrazas e inmejorables vistas al mar. Las multinacionales estarían interesadas asimismo en hacer las pruebas de conducción en el circuito de F1 del Grao aprovechando la proximidad de ambas instalaciones.

Esta propuesta de uso para el circuito ha sido bien recibida por los responsables del Consorcio Valencia 2007, el organismo formado por el Estado, la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia para gestionar los espacios de la Copa del América, en concreto, para su nuevo director general, Vicent Llorens, que está mediando con el Ayuntamiento de Valencia, en concreto, con el concejal de Ocupación de Vía Pública, Carlos Galiana, para dar salida a esta propuesta de uso que reportaría ingresos complementarios a la marina y a la ciudad.

El director general del Consorcio, Vicent Llorens, explicó ayer tras la presentación del renovado Veles e Vents, ahora de gestión privada, que el ayuntamiento, en concreto, la concejalía de Movilidad Sostenible ya está trabajando en la remodelación de la avenida del Puerto para convertirla en un bulevar, más amable. Esta avenida fue remodelada en 2007 con motivo de la Copa del América, si bien sigue siendo un eje donde predomina el coche. Llorens asegura que esta avenida, de unos tres kilómetros de longitud, debe ser la vía de conexión de la marina real Juan Carlos I con la ciudad pero es necesario convertirla en un bulevar más amable, mejorando la movilidad para el peatón y las bicicletas. Sobre el transporte urbano, Llorens dijo que «las conexiones son buenas pero hay que romper con la sensación de que la marina es un lugar cerrado y reservado».

Llorens apuntó ayer que la remodelación de la avenida del Puerto irá más allá y comprenderá la calle J. J. Dómine y la zona ubicada frente a los tinglados 4 y 5 y las antiguas bases deportivas. El director general del Consorcio explicó que hay que poner en orden el «laberinto» viario actual en el entorno de la marina real y eliminar las «antiguas secuelas de la Fórmula 1» en alusión a la ordenación de calles y rotondas con mobiliario urbano móvil (macetones, bancos, bordillos y señalética)que se hizo en su día para compatibilizar el tráfico con la celebración de las carreras. «Ni los taxistas saben cómo circular» por la zona, explicó ayer Llorens.

La propuesta de remodelación incluirá una ampliación de las aceras en J. J. Dómine y más zonas verdes y arbolado en el entorno de los tinglados 4 y 5.

Caos circulatorio y «parking»
El entorno de las bases deportivas recayentes a J. J. Dómine se ha convertido en un gran aparcamiento, mientras el «parking» del Veles e Vents está infrautilizado. El Consorcio está buscando soluciones para liberar de coches la zona y no se descarta poner zona ORA. Según los cálculos del Consorcio solo el 50% de los coches que aparcan en esta zona son de residentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook