16 de junio de 2016
16.06.2016
Uso del circuito

Las pruebas de coches en el circuito de F1 del Grao arrancarán a final de año

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, asegura que el nuevo uso solicitado por varias multinacionales del automóvil no hipotecará el desarrollo del PAI del Grao y dará ingresos a la ciudad

16.06.2016 | 04:15
Trabajos de acondicionamiento en el circuito de F1 del Grao, vallado y sin uso desde hace cuatro años.

Las pruebas de conducción y presentaciones de nuevos vehículos arrancarán en el circuito de Fórmula 1 del Grao previsiblemente a finales de año. La Concejalía de Desarrollo Urbano que dirige el socialista Vicent Sarrià ha dado el visto bueno a esta nueva propuesta de uso planteada por varias multinacionales del mundo del motor que supondrá la reapertura puntual y temporal del circuito urbano de Valencia, cerrado desde 2012. Sarrià confirmó a Levante-EMV que los acuerdos con las distintas empresas interesadas en el circuito de F1 están avanzados y en espera de que la Concejalía de Ocupación de Vía Pública de luz verde y determine el canon a pagar por las empresas automovilísticas.
Vicent Sarrià valoró la posibilidad de dar nuevo uso al circuito urbano, que costó en su conjunto cerca de cien millones de euros. Aclaró que no hipoteca el desarrollo del PAI del Grao porque el proyecto urbanístico «no va a empezar ya». Desarrollo Urbano ha encargado una nueva tramitación del PAI que tardará aún varios meses.

El ayuntamiento certificó en su día las obras del trazado de F1, que discurre por la Marina Real Juan Carlos I y por los terrenos del PAI del grao, y tiene cedido el uso. «No se trata de abrir el circuito y quitar las vallas para volver a hacer carreras», especificó el concejal. Se trata de que esta infraestructura pueda abrirse «puntualmente» para que las empresas que lo soliciten puedan traer sus nuevos vehículos a la ciudad, presentarlos y comprobar su evolución en un circuito auténtico, explicó el concejal de Desarrollo Urbano. «El ayuntamiento saca rentabilidad de una infraestructura que está infrautilizada, obtiene unos ingresos interesantes y además traerá gente a Valencia», afirmó el concejal. «Nos parece un uso correcto y positivo», recalcó.

Las pruebas de conducción («test drive») son un servicio cada vez más común en los concesionarios de coches que ofrecen así a sus potenciales compradores la posibilidad de probar el vehículo y sus distintas modalidades de conducción sobre el terreno y en un circuito cerrado. Recientemente, Jaguar España llevó a cabo una de estas exhibiciones de conducción en Valencia en los terrenos destinados al frustrado proyecto de las piscinas olímpicas. El frente marítimo de Valencia es uno de los espacios más solicitados por las empresas automovilísticas para rodar anuncios o realizar presentaciones. El club de playa de la marina real, un espacio con vistas privilegiadas al mar, se estrenó con una presentación de coches Smart (Mercedes).

Antes de su inauguración oficial, a partir de hoy, los responsables de eventos del Veles e Vents ya tenían sobre la mesa solicitudes para llevar a cabo presentaciones de coches en este emblemático y moderno edificio.

El ayuntamiento tendrá que autorizar las intervenciones y el acondicionamiento del circuito, cuyo coste asumirán los patrocinadores de los eventos. Tras años de abandono, el circuito presenta problemas de falta de mantenimiento e insalubridad, especialmente, en zonas donde se acumula el agua de lluvia, lo que ha obligado a intervenir al ayuntamiento para sanear la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook