17 de junio de 2016
17.06.2016
La Saïdia

Las obras de reurbanización del entorno del museo San Pío V arrancan este verano

El ayuntamiento adjudica a Bertolín la ejecución de los trabajos, que se prolongarán por un espacio de 20 meses y tienen un coste de 1,2 millones

17.06.2016 | 02:29
Las obras de reurbanización del entorno del museo San Pío V arrancan este verano

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia aprobará en su sesión de hoy contratar las obras de la reurbanización de la calle Pintor Genaro Lahuerta adjudicadas por 977.852 euros y con un plazo de 20 semanas para su ejecución. Si todo va como está previsto, los trabajos comenzarán este verano.

Un total de 21 empresas han optado a la reurbanización de este entorno, que incluye la eliminación de un tapón urbanístico y la peatonalizacion de la calle Vuelta del Ruiseñor, una intervención clave para adecentar el entorno del Museo San Pío V. El Grupo Bertolín ha resultado la empresa que mejor puntuación ha obtenido y por tanto se la requerirá para que ejecute las obras, financiadas con cargo al reformulado Plan Confianza.

Seis de las empresas aspirantes (Comsa, Construcciones Lujan, Pavasal, Geocivil, CHM y Torrescamara) quedaron descartadas porque afirmaron que iban a subcontratar algunos trabajos, lo cual prohíben expresamente los pliegos de cláusulas administrativas.

El concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Vicent Sarrià, señaló ayer que se ajardinará un amplio espacio de Viveros, en los terrenos que ocupaba el antiguo zoológico, «por lo que, por fin, el entorno de la segunda pinacoteca más importante de España tendrá la dignidad que se merece».

La intervención que ahora se adjudica ha sido largamente demandada por los vecinos. Incluye la apertura de la calle Pintor Genero Lahuerta y la calle Flora, la peatonalización de la Vuelta del Ruiseñor y la ejecución de una zona ajardinada en los terrenos del clausurado zoo de Viveros.

Visto bueno de Patrimonio
La intervención ha requerido el visto bueno de la Dirección General de Patrimonio por tratarse del entorno protegido del Museo San Pío V, declarado Bien de Interés Cultural y una de las principales pinacotecas del país, así como de negociaciones con Cruz Roja para liberar los terrenos afectados por la intervención.

El proyecto incluía inicialmente la sustitución del muro opaco de separación del museo y la calle Vuelta del Ruiseñor, por una valla diáfana de geometría similar a la existente en los Jardines del Real, una de las principales reivindicaciones de los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook