21 de junio de 2016
21.06.2016

Conselleria saca a licitación las obras de mejora del Cervantes

Educación saca a concurso la ampliación del comedor, que estaba saturado, la pista deportiva y la zona infantil de juegos donde un niño sufrió un accidente

21.06.2016 | 04:15
Conselleria saca a licitación las obras de mejora del Cervantes

La Conselleria de Educació aseguró ayer a este periódico que hoy mismo tiene previsto sacar a la licitación las obras de mejora y ampliación del comedor del CEIP Cervantes, además de la adecuación de la pista deportiva y la zona infantil. El área que dirige Vicent Marzà asegura que cumple de esta manera con el compromiso adquirido y las demandas de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del centro de primaria.
En relación al proceso de reforma del comedor del Cervantes, Conselleria informa que el pasado 18 de abril se realizó una primera visita del arquitecto y la directora. En un segundo encuentro celebrado el 24 de mayo se revisó el espacio hacia el cual se prevía ampliar el comedor. Dos días después, explican, se produjo una reunión en la Dirección territorial con la directora, la persona encargada del comedor y el presidente del AMPA para explicarles junto con el arquitecto, el alcance de las obras que se van a realizar. «En esta reunión nos solicitan incluir las pistas polideportivas y la ampliación del suelo de caucho bajo los juegos infantiles», que hasta ese día no estaba previsto, aclaran.

El pasado 7 de junio se produjo una última revisión del centro antes de cerrar la memoria valorada, para revisar cuestiones técnicas de la pista polideportiva y del patio de infantil. Según explicó Conselleria a este periódico ayer mismo estaba previsto finalizar la memoria valorada y sacarla a licitación «mediante contrato menor» hoy mismo.

«Consideramos que se está prestando atención por parte de esta administración al centro», asevera Educación, que defiende el proceso de diálogo abierto con todas las partes involucradas en el Cervantes.

La ampliación del comedor solucionará el problema de saturación, ya que el actual tiene una capacidad para 250 niños y da de comer a 540 pequeños. También se resolverá el problema de la instalación deportiva, que tiene un suelo deslizante, mientras que se mejorará la seguridad de la zona infantil de juegos, en la que un niño de infantil sufrió una caída el pasada invierno con fractura craneal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook