01 de julio de 2016
01.07.2016
Pobles del Sud

"Aleixandre se cree el capo, pero actúa como un cacíque"

La alcaldesa de El Palmar asegura que mientras el exconcejal del Partido Popular está «a la fresca» ella trabaja en la calle por el pueblo

01.07.2016 | 04:15

La alcaldesa del Palmar, Raquel Romero (Compromís), el único Poble de València donde el PP no ha crecido en votos, se refirió ayer a la situación política de la pedanía y replicó al exedil popular Vicente Aleixandre, quien dijo que Romero fue «repartiendo papeletas puerta por puerta y es una vergüenza que no sea capaz de ganar a un exedil que está sentado a la fresca en su casa». «La diferencia entre su forma de hacer política y la mía „argumentó la alcaldesa„ es que Aleixandre sí iba de puerta en puerta llevando las papeletas del PP e incluso en la jornada de reflexión, mientras que a mí han venido a casa a pedírmelas».

«Si ha perdido votos en El Palmar es por la forma de gobernar del PP y la manera en que hacía las cosas Aleixandre», dijo Raquel Romero. El exconcejal del PP, que se queja de que su partido ya no cuenta con él, se autodefinió como el «capo», aunque la alcaldesa de Compromís cree que se equivocó de adjetivo: «Él se cree que es el capo, pero en realidad actúa como un cacique. Asegura que él estaba a la fresca durante las elecciones, pues bien, yo estaba trabajando por el pueblo. Yo salgo a la calle porque no me avergüenzo de un partido donde 9 de los 10 concejales están imputados por la justicia». Romero explica que aunque su partido no fue el más votado en las pasadas elecciones, está convencida que cuando vuelvan a celebrarse las municipales «el resultado de Compromís se duplicará, porque en un año hemos hecho más por El Palmar que él en 24 años». La alcaldesa del Palmar también se defendió de la acusación de que ahora la Policía Local multa más a los vecinos.

«Se ha hecho una campaña informativa a los vecinos, se les intenta educar después de un periodo en que Aleixandre convirtió este El Palmar en pueblo sin ley. Ahora la gente sabe que se tienen que respetar las normas de convivencia y, quien no lo haga, es su responsabilidad. Con Aleixandre se hacía la vista gorda y así no se educa a los ciudadanos», recordó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook