02 de julio de 2016
02.07.2016

Vivienda tutelará el urbanismo de los ayuntamientos

El plan de Valencia y área metropolitana prevé equipamientos y una movilidad sostenible

02.07.2016 | 04:15

Equipamientos supramunicipales, urbanizaciones a menos de 500 metros de una parada de metro o tranvía, una agricultura competitiva, una huerta protegida de la especulación y un mayor control del urbanismo de los ayuntamientos. Estas son algunas de las metas del Plan de Acción Territorial para Valencia y el área metropolitana (Pateval) cuyas líneas maestras presentó ayer la consellera de Vivienda, María José Salvador. Un documento, que se armonizará con otros planes como el de la Huerta y el del Litoral, que sienta las bases para un desarrollo urbanístico supramunicipal respetuoso con el paisaje y con criterios de movilidad sostenible que, como está haciendo Valencia, potencien el uso de la bicicleta.

Una planificación integral que evitará, según dijo Salvador, los excesos del pasado y que revisará desarrollos urbanísticos insostenibles como el Nou Mileni de Catarroja y Gran Manises producto de la burbuja inmobiliaria.El plan, que comprende un ámbito de actuación de 60 kilómetros, pondrá por delante la rehabilitación barrios emblemáticos como el Cabanyal, dijo la conselleria.

El plan, según el documento de inicio, tiene tres patas: la infraestructura verde y la huerta, el urbanismo y las infraestructuras de movilidad y comprende un ámbito. Sus promotores reconocieron ayer que los problemas a los que se enfrentan porque este plan supondrá que los alcaldes tendrán que ceder poder a la Generalitat y consensuar con ella las nuevas infraestructuras y los desarrollos urbanísticos. Los nuevos desarrollos urbanos tendrán que tener una edificabilidad minima para evitar los «mares de chalés» y deberán pasar el filtro de la conselleria. La ubicación de las infraestructuras o industrias se decidirán entre todos. La idea es también las recalificaciones a la carta.

El plan contendrá un Catálogo de Paisaje, «muy ambicioso y nuevo en España, que será la base para la zonificación del suelo rural de los planes generales estructurales, y una normativa para coordinar los planeamientos locales citados», anunció Salvador.

En cuanto a la Infraestructura Verde del territorio, el gran reto que se plantea es la conexión ecológica y funcional del Mediterráneo, la Huerta y la Albufera con el interior, para lo cual es prioritaria la regulación del suelo y la limitación de las edificaciones junto a los cauces del Turia o de los barrancos del Poyo, de Carraixet o de la Calderona, entre otros. En este sentido, no se podrá construir a menos de 50 metros de los cauces fluviales importantes.

El plan territorial reivindicará una movilidad interior y exterior reivindicando el corredor mediterráneo y reforzando la posición del puerto de Valencia. A la presentación, también asistiron el secretario autonómico de la conselleria, Josep Vicent Boira, y el director general de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, Lluís Ferrando y el rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook