06 de julio de 2016
06.07.2016
Medio Ambiente

Polos de fruta y carne para los animales del Bioparc

El recinto trata de compensar las altas temperaturas con una alimentación especial

06.07.2016 | 15:17
Unos chimpancés degustan unos cubos de fruta congelada

Bioparc Valencia en cada época del año adapta sus protocolos alimenticios a las necesidades de cada tipo y especie animal. En invierno se incrementa la carga calórica y en verano, por el contrario, las necesidades son muy distintas, pues lo importante es aportar líquidos para evitar la deshidratación y mantener al aporte necesario de nutrientes y vitaminas. De esta forma los veterinarios modifican las dietas para que contengan un menor aporte calórico y que la salud de los animales sea óptima.

Además, estos días de altas temperaturas hay que combatir el calor y el equipo de cuidadores del parque pone en marcha medidas especiales que incluyen ricos sorbetes, zumos o helados de diversos alimentos según la necesidad nutritiva de cada especie.

En los recintos exteriores se incorporan elementos novedosos que resultan muy atractivos para los animales, son técnicas de enriquecimiento ambiental que activan la curiosidad y los comportamientos propios de las especies. Sorbetes de frutas y verduras colgados con cuerdas de las ramas de los árboles o escondidos para los grandes primates; a las nutrias polos rellenos de pescado en su ría; a las jirafas helados de verduras en los lugares altos; a los elefantes grandes cubos de hielo que esconden apetitosas frutas y verduras; y los carnívoros deliciosa carne congelada depositada en la fresca hierba. Los lémures disfrutan de sus brochetas de frutas y de deliciosos granizados. Prácticamente todas las especies gozan con sorpresas sabrosas en estos días estivales.

Dentro del protocolo de actuación de verano de Bioparc Valencia para mitigar la calina se adoptan otras acciones como refrescar las instalaciones con el suministro de una lluvia fina varias veces al día que agradecen los habitantes de la sabana y el bosque ecuatorial. También duchas especiales para elefantes y la creación de charcos de barro donde les encanta revolcarse. Los recintos cuentan con zonas sombreadas naturalmente y prácticamente todas las especies recurren a los chapuzones o baños en los ríos, lagos o charcas que tienen todos los hábitats. Es característica del parque la preciosa estampa de los elefantes disfrutando de un baño bajo la cascada, hienas nadando en su ría o búfalos rojos y potamóqueros compartiendo lago en el claro del bosque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook