10 de julio de 2016
10.07.2016

Arrancan las rejas de una ventana tras el tapiado de los accesos a la piscina Valencia

El área de Deportes califica de «actos vandálicos» las entradas de los menores y Seguridad Ciudadana refuerza la presencia de policías locales

10.07.2016 | 02:21
Arrancan las rejas de una ventana tras el tapiado de los accesos a la piscina Valencia

Los vándalos arrancaron en la madrugada de ayer las rejas de una ventana de la piscina Valencia tan sólo unas horas después de que el ayuntamiento enviara una brigada de albañiles para que tapiasen los accesos al complejo deportivo que lleva cerrado dos años.
Como publicó Levante-EMV, grupos de menores han estado al menos en la última semana accediendo a la piscina, realizando diversos destrozos e incluso columpiándose sobre el vaso vacío, con el consecuente peligro que conllevaba. También se atrevían a escalar la fachada para colarse por ventanales situados a unos cinco metros de altura.

Como explicó ayer a este diario la concejala de Sanidad, Salud y Deportes, Maite Girau, ella misma acudió ayer por la mañana para comprobar el tapiado de los accesos y observó cómo habían arrancado una de las rejas, si bien no había llegado a romper los cristales. Al respecto de esta situación que se ha dado en el complejo deportivo indicó que «se trata de vandalismo, puesto que las puertas y ventanas no estaban abiertas. No es que el ayuntamiento no haya tenido cuidado, es que se han forzado y roto los accesos, puertas y cristales. Cuando detectamos que estaban entrando se enviaron técnicos a comprobar los destrozos durante varios días y la policía ha ido vigilando la zona. Se han tapiado los accesos para evitar esta situación tan peligrosa». Así, indicó que en el caso de que se observe a los menores accediendo o causando destrozos «se pondrá en conocimiento de los juzgados».

Sin embargo, también hizo un llamamiento a los padres para recordar que es importante que «vigilen lo que hacen sus hijos en las redes sociales», al respecto del hecho de que los menores compartieran en internet a través de sus móviles fotos y vídeos de sus incursiones en el edificio, que había supuesto un efecto llamada entre los jóvenes.

A falta de la firma
Sobre la situación administrativa, recordó que la gestión de la piscina ya está adjudicada, pero que se está a la espera de la firma, que podrían formalizarse «en dos o tres semanas». Posteriormente las obras podrían estar finalizadas, explicó, en unos 15 meses. Del mismo modo, Girau hizo hincapié en que la otra parte, la de restauración, ya fue adjudicada y están en marcha las primeras obras y catas del edificio por parte de la empresa adjudicataria. Señalaba que precisamente, la mayor parte de las entradas se han realizado por las puertas y ventanas que dan acceso a la zona de restauración, por lo que el ayuntamiento ha dividido ya ambos espacios, entendiendo que esa zona ya es responsabilidad de la empresa.
Por otra parte, la concejal de Seguridad Ciudadana, confirmó a este diario que se ha reforzado la presencia de agentes en el perímetro del edificio y que «se tiene como prioridad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook