10 de julio de 2016
10.07.2016

Azada en mano contra los invasores de la Devesa

El ayuntamiento publicará un catálogo de plantas locales para que los viveristas no vendan las invasoras

10.07.2016 | 10:32
Azada en mano contra los invasores de la Devesa

Protección de la flora autóctona. El ayuntamiento y SEO Bird Life impulsan una jornada en la Devesa con voluntarios para retirar plantas como el «curatall», las «piteres», o las «figueres de moro» que perjudican a las locales.

Soportando el calor implacable del verano a las cinco de la tarde trabajando en la playa con la azada en las manos. Así pasaron la tarde la quincena de voluntarios que acudieron a la llamada de SEO Bird Life y la Concejalía de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera para sudar la gota gorda luchando contra uno de los problemas ambientales que más amenazan a la biodiversidad autóctona. La misión que cumplieron estos voluntarios consistió en arrancar desde la raíz una serie de plantas procedentes de otros continentes para proteger a la vegetación local

Una planta agresiva y prolífica
La «hierba del cuchillo», también conocida como «uña de león» o, como se conoce en Valencia, «curatall», es la planta que lleva dando quebraderos de cabeza a biólogos y protectores de la biodiversidad autóctona del Mediterráneo desde que entró en España a comienzos del siglo XX. El biólogo responsable de la jornada, Pedro Vera, explicó a Levante EMV los perjuicios ambientales que causan las especies invasoras: «tapizan el suelo muy rápido y generan espacios de sombra donde no pueden germinar plantas autóctonas».

Además, según explica el biólogo, también se lo ponen muy difícil a aves y reptiles de la zona, que encuentran serios problemas para poder nidificar por el excesivo espacio que ocupan estas plantas invasoras.

Por otro lado, los efectos sobre la biodiversidad valenciana también se detectan en «todo el resto de especies que dependen de las autóctonas, como la azucena de mar, que se ve en retroceso por la uña de gato». En concreto, «hay una especie de mariposa cuyas orugas sólo se alimentan de esa azucena», apunta Vera.

Concienciar en positivo
Sin pereza alguna, los más activos y experimentados en esta jornada fueron los niños, Luca y Sofía, que no es la primera vez que participan en estas actividades junto a su madre, Yanina, quien considera esencial que los adultos den el primer paso para que los más pequeños tomen ejemplo.

No obstante, reconoce que colectivamente aún nos cuesta mucho dar ese salto: «falta todavía encontrar el punto para que todos sientan esa sensación de estar involucrados, de tomar protagonismo, sentirse útiles en algo tan importante como es cuidar lo que nos rodea».

Para el organizador de esta batida, Pedro Vera, es muy importante «trabajar en positivo, apoyar a los vecinos y enseñarles la importancia de las especies autóctonas». De hecho, apunta que los próximos pasos que tomarán la concejalía y SEO Bird Life irán enfocados a colaborar con los vecinos de la zona de l´Albufera para que no mantengan en los jardines de sus casas plantas invasoras y las sustituyan por especies autóctonas.

Catálogo de plantas autóctonas
Según anunció a este diario el botánico del ayuntamiento, Antonio Vizcaíno, este año el consistorio publicará un catálogo con las plantas autóctonas e invasoras y las normas que se deben seguir.
«Contactaremos con toda la red de viveristas para que sepan qué plantas están prohibidas en la zona de devesa, concienciando a los comercios que venden estas plantas exóticas para que no lo hagan», apuntó Vizcaíno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook