12 de julio de 2016
12.07.2016

Ordeno y mando

12.07.2016 | 04:15

Seamos sinceros, la participación ciudadana decidida por el Ayuntamiento/EMT estaba planificada y dirigida para que l@s ciudadan@s diéramos la «cabota» a sus planes de remodelación de algunas líneas de la EMT, mediante una información sesgada, incompleta y tratando de manejar el desarrollo de las tres reuniones que habían convocado para ello. Hay varios barrios y zonas afectadas, pero donde más se perjudica, sobre todo al colectivo de los mayores, es en el Distrito Municipal de Olivereta y Extramurs, que configuran la Junta Municipal de Abastos, en concreto por los cambios introducidos en sus principales líneas de transporte público: 81 y 29, pero sobre todo la del 81.

Ayuntamiento/EMT, que lo tenían todo atado y bien atado, han conseguido lo que llevaban meses y meses preparando en sus despachos con la puesta en marcha para el próximo día 26 de los cambios en algunas líneas en esos distritos y barrios, que afectan a más de 110.000 habitantes, de los cuales cerca del 30% son personas mayores de 65 años, muchos de ellos con movilidad reducida, a los que se les va a obligar a tener que hacer transbordos de autobús para llegar a sus destinos finales, con lo que ello supone al tener que caminar más, pero sobre todo porque tardaran mucho más en llegar donde se le ocurra parar el 81, para ir al Hospital Clínico o el Cabanyal.

En las tres reuniones que ha convocado el ayuntamiento, l@s vecin@s no hemos podido participar, lo que se dice participar. El tiempo de las reuniones se la «comían» los tres representantes de la empresa más un representante de la empresa privada contratada para «ayudarles».
En la reunión de la Junta Municipal de Abastos en que se puso a votación sus propuestas, todas fueron rechazadas porque iban en contra de los intereses de l@s ciudadan@s y lo hicieron con una mayoría aplastante. En la última de las tres reuniones, a la mitad de la misma, l@s asistentes la abandonaron dejando a los técnicos solos, es más, en ninguna de ellas se «dignó» aparecer ningún político responsable del tema, cuando fueron ellos los que la convocaron.

Dichos cambios, a peor, entraran en vigor el día 26, lo que ratifica lo dicho anteriormente, todo lo tenían decidido antemano e incluso ya habían retirado algunas marquesinas de esas líneas y la propaganda sesgada e incompleta ya está en marcha: lo tenían todo preparado y previsto por lo que eso no es participación, es pura y llanamente una manipulación. Dicen que lo hacen ahora porque hay menos gente y causará menos problemas, cuando es al revés, lo hacen ahora porque hay menos ciudadan@s y así reducen las protestas que pudiera haber, que las habrá, al menos eso espero si las asociaciones y otras entidades cumplen con su papel de defender a l@s vecin@s y más a los mayores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook