13 de julio de 2016
13.07.2016
Investigación

Descubren el patrón del diseño del Santo Cáliz

El catedrático de la UPV Gabriel Songel revela el criterio compositivo de esta reliquia de la Seu

13.07.2016 | 13:27
El profesor Gabriel Songel con el patrón descrito.

El catedrático de diseño de la Universitat Politècnica de València, Gabriel Songel, ha hallado el patrón de diseño con el que se compuso la reliquia del Santo Cáliz que se guarda en la Catedral de Valencia desde el s. XV.

El profesor Songel logró este hallazgo estudiando las marcas de cantero en la ciudad de Valencia, en un pormenorizado estudio de catalogación e investigación de los antecedentes del diseño de marcas. En este trabajo, el investigador de la UPV contó con la colaboración de la del Cabildo Metropolitano de Valencia.

A lo largo de su trayectoria profesional, el profesor Songel, experto en la gestión del diseño de marcas y nuevos productos, ha trabajado en el análisis prospectivo y de tendencias del diseño, así como en el estudio retrospectivo de los antecedentes de las marcas en archivos históricos y documentales.

En 1960, el catedrático de arqueología de la Universidad de Zaragoza, Antonio Beltrán dedujo que el conjunto del cáliz fue montado entre los siglos XII y XIII. "Los análisis compositivos realizados partiendo de los patrones utilizados en la Edad Media para las marcas de cantero vienen a demostrar que el orfebre que realizó aquella reliquia conocía los cánones de diseño y los utilizó para su composición. Esta hipótesis se confirma aún más al comprobar que la inscripción que se halla en la base del cáliz fue realizada siguiendo otro de los patrones de diseño de marcas de cantero medievales", destaca Songel.

La relevancia de la investigación reside en la anticipación medieval de vincular el dibujo en tres áreas: el diseño de objetos, el diseño de marcas y la caligrafía. Por otra parte, esta investigación es la primera que revela el criterio compositivo de esta reliquia.

El patrón utilizado en la composición del Santo Cáliz y en la inscripción en su base es uno de los cuatro patrones identificados por Franz Rziha en el siglo XIX en un estudio comparativo de 9000 marcas de cantero en el centro de Europa hechas entre el siglo XII y XIII siguiendo los patrones de los constructores de las catedrales góticas. Estas marcas las clasificó con arreglo a cuatro tipos de patrones compositivos basadas en el cuadrado, el triángulo y círculos organizados entorno al cuadrado y al triángulo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook