20 de julio de 2016
20.07.2016

La EMT deja a Vara de Quart sin transporte público pese a la remodelación de líneas

La compañía suprimió en 2011 las paradas de la línea 72 en plena crisis y considera que no existe suficiente demanda para recuperarlas - Se trata del único polígono enclavado en la ciudad, cuenta con miles de trabajadores y una actividad en alza

20.07.2016 | 15:53
La EMT deja a Vara de Quart sin transporte público pese a la remodelación de líneas

El proceso de remodelación de las líneas de la EMT ha dejado fuera una vez más a los miles de usuarios del polígono Vara de Quart, el único núcleo dedicado al sector industrial y terciario enclavado en el casco urbano de la ciudad. Hace cinco años esta zona de la ciudad perdió el recorrido que hacía por su interior la línea 72 y aunque el polígono se ha revitalizado con la apertura de nuevos negocios, la empresa municipal de autobuses no tiene previsto dar servicio a los trabajadores de estas empresas, abocados al uso del vehículo privado y con la dificultad añadida de encontrar aparcamiento al estar saturadas todas las calles.

La EMT ha remodelado un total de 12 líneas y pondrá en marcha la nueva línea 99 por el Bulevar Sur, pero el recorrido de la 72 no se había incluido en la reforma. Sobre los motivos para no recuperarla, la EMT explica que esta línea solo hacía algunos viajes, es decir, nunca ha habido servicio continuado de la EMT porque no había demanda, de hecho esos viajes eran muy poco utilizados». «Además, los usuarios que volvían hacia San Isidro desde el centro se quejaban de que se les daba una vuelta para no recoger a nadie», aseguran desde la compañía.

«En principio no tenemos previsto dar servicio por dentro del polígono de Vara de Quart. La EMT tiene atendido el perímetro del polígono con las líneas 72 y 73, ahora con la nueva 99 (desde el próximo 26 de julio) y con la 70 por la parte de Tres Forques. La distancia media de cualquier punto del polígono a alguna de estas paradas es de 500 metros máximo», sostiene la empresa municipal de autobuses.

Además de la supresión de la línea 72 en 2011, nadie tuvo en cuenta en el diseño del metro las necesidades de los trabajadores del polígono, con estaciones situadas a más de diez minutos andando en Sant Isidre y Safranar. La zona industrial cuenta con una única estación de Valenbisi situada en el corazón del polígono, que lentamente se recupera de la devastadora crisis y comienza a ver florecer nuevos negocios.
La clave del nuevo desarrollo del polígono de Vara de Quart se debe a la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que recalificó el suelo de uso industrial a terciario en 2012. Con esta medida, el Ayuntamiento favoreció la llegada de nuevos negocios del sector servicios, que por otra parte no afectó a las empresas que ya se encontraban instaladas con actividades industriales.

Hoy se pueden encontrar desde concesionarios, negocios de comida rápida, supermercados, empresas de telecomunicaciones, editoras, instalaciones deportivas, cooperativa de taxis e incluso se proyecta para 2015 un nuevo tanatorio para Valencia. A eso hay que sumar el complejo de oficinas y lofts Ciudad Gran Turia (antigua Ros Casares) o la instalación reciente de un depósito de la grúa.

Mapa del transporte público más cercano a Vara de Quart

La odisea
Los miles de trabajadores del polígono dependen de un transporte público insuficiente y deficiente, lo que obliga a sus miles de trabajadores a usar a diario su vehículo propio, y se encuentran dos claros problemas añadidos: el lamentable estado del pavimiento en algunos tramos y la alarmante falta de aparcamiento.

El primero de los problemas se viene denunciando constantemente por los usuarios, ya que el asfalto es viejo y está lleno de parches. La falta de aparcamiento es otra cuestión grave. Tan solo hay que recorrer las principales arterias del polígono para encontrar todo tipo de vehículos en doble fila y encima de las aceras. La implantación de una buena red de transporte público aliviaría en parte la odisea que supone estacionar en Vara de Quart.

Desde la Concejalía de Movilidad se estudia cambiar el aparcamiento en cordón de algunas zonas „como la calle Traginers„ por estacionamiento en batería, lo que permitiría aparcar a un mayor número de vehículos y solucionar la mala imagen de la doble fila, pero sin embargo impediría que un autobús volviera a circular por el interior del polígono.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook