21 de julio de 2016
21.07.2016

El puerto reclama que se adecenten los tinglados

Aurelio Martinez recuerda que la marina real es la puerta de entrada de los cruceristas

21.07.2016 | 04:15

El Ayuntamiento de Valencia y la Autoridad Portuaria de Valencia van a poner en marcha acciones para mejorar y dignificar la zona de llegada de los cruceristas a la Marina Real Juan Carlos I. Así lo anunciaron ayer el presidente de la APV, Aurelio Martínez, y el primer teniente alcalde y concejal de Turismo, Joan Calabuig, tras la reunión del grupo de trabajo de cruceros celebrada ayer. Aurelio Martínez insistió en la necesidad de «adecentar» y mejorar el entorno de la marina real, como puerta de entrada para los cruceristas, en concreto, aludió a la rotonda sin asfaltar y mal señalizada que recibe a estos turistas cuando desembarcan, así como a los tinglados modernista 4 y 5 «que se nos caen». Estos antiguos almacenes, que todavía están en manos de la Conselleria, esperan una rehabilitación.

Aurelio Martínez recordó que «el impacto económico de los cruceros es altísimo». «Es una actividad clave». Aurelio Martínez apuntó que Barcelona, ciudad puntera en el sector de cruceros, los 2,8 millones de cruceristas que se reciben anualmente generan un promedio de 27 millones de euros al día. El presidente de la APV explicó que Valencia aspira a cifras si no tan elevadas de cruceristas sí mejores que las actuales. «Hay que apoyar» el sector de los cruceros porque «es un servicio a la colectividad», destacó Martínez.

El puerto por su parte prevé apostar por los cruceros en sus planes de negocio. Para ello se aplicará la bonificación máxima para los cruceros que vengan a Valencia. Además, a lo largo de este año se van a agilizar los procesos para tener una nueva terminal de cruceros en la ampliación norte con la idea de que la licitación esté en marcha en 2017.

Aurelio aseguró que se trabajará para poner en marcha un servicio de transporte que permita conectar las terminales de cruceros con la marina. La mala conexión de este enclave con la ciudad es una queja constante por parte del puerto. La Autoridad Portuaria anunció también que abaratará en un 40 por ciento las tasas de buque y de atraque, lo que implicará para las navieras un ahorro de 600.000 euros al año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook