23 de julio de 2016
23.07.2016

Actores contra el ruido en los barrios más castigados

Dos artistas se hacen pasar por relaciones públicas y tras entregar un «flyer» en las terrazas de los bares explican los problemas de los vecinos

23.07.2016 | 04:15
Actores contra el ruido en los barrios más castigados

El Ayuntamiento de Valencia estudia trasladar a otros barrios de la ciudad la novedosa y curiosa campaña de sensibilización que ahora desarrolla en las calles Russafa con actores para combatir el ruido nocturno.

La iniciativa, que juega con coger por sorpresa a los vecinos, consiste en que unos actores profesionales se acercan a los clientes de las terrazas de los pubs y bares para entregarles unas tarjetas de la campaña. La gente en un primer momento piensa que es uno de los habituales «flyer» que se reparten en las calles como invitación a discotecas. Una vez roto el hielo, se inicia un diálogo teatralizado sobre la problemática del vecindario de Russafa y su derecho al descanso por la noche, «de manera amable y distendida», según indican desde el ayuntamiento.
Como ya publicó este diario, la iniciativa se inició a principios junio y finalizará la semana que viene, llevándose a cabo desde las 23 horas y hasta las 01.30 horas de los sábados. La actividad la financia la comisión de cultura de la Junta Municipal de Distrito de Russafa.

Así, con los 1.815 euros que sufraga la Junta se ha contratado a dos actores de la Sala Russafa. En la actividad también colabora la Asociación de Ocio y Hostelería de Russafa, que aporta un total de 450 euros para respaldar la campaña con cartelería.

Asimismo, se esta realizando un seguimiento de esta actuación, de la cual se encarga Gent de Russafa, la entidad que propuso la idea, con voluntarios que han estado observando y preguntando a la gente de la calle sobre la iniciativa. La concejala y presidenta de la Junta de Distrito, Isabel Lozano, señaló al respecto de esta iniciativa que para el gobierno municipal «es una prioridad favorecer la convivencia entre vecinos y locales de ocio, garantizar el derecho al descanso y promover la actividad económica de la ciudad y esta actividad que trabaja aspectos de respeto y convivencia ha tenido muy buena acogida por parte tanto del vecindario como de los visitantes.

Así, Lozano apuntó que «se trata de un buen mecanismo de sensibilización y ahora nos planteamos su continuidad y, incluso, estamos valorando exportar la experiencia a otros barrios de la ciudad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook