02 de agosto de 2016
02.08.2016

El PP cuestiona la subvención del Consell para el albergue de inmigrantes cerrado

Jaramillo afirma que los 400.000 euros irán a los pisos semitutelados y al nuevo centro de la calle Alta

02.08.2016 | 04:15

El concejal del Grupo Municipal Popular, Alfonso Novo, criticó ayer duramente la renuncia del equipo de gobierno municipal a las 70 plazas de alojamiento y acogida para personas inmigrantes de las que disponía el Ayuntamiento de Valencia a través del convenio de colaboración suscrito en 2008 con la Parroquia San Juan de la Ribera, titular del Albergue La Paz, situado en la Avda. del Puerto, 68. «Llama mucho la atención que el Tripartito decida renunciar, de un plumazo, al principal recurso que tenía la ciudad para la acogida, alojamiento y atención social de las personas inmigrantes. Es muy fácil y fotogénico colgar pancartas de Valencia Ciudad Refugio en el balcón del Ayuntamiento, pero luego el Alcalde no es capaz de mantener lo que primero necesitan quienes llegan sin nada a nuestra ciudad: una habitación dónde dormir, una alimentación en condiciones y una primera orientación social», incidía.

«Lo sorprendente es que, al mismo tiempo, la Junta de Gobierno Local de este pasado viernes apruebe un año más el Convenio de Colaboración con la Generalitat por el que la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas abona al Ayuntamiento hasta 150.000 € por el mantenimiento de las 70 plazas diarias de alojamiento, manutención y atención social para inmigrantes», aseguraba.»En consecuencia, o el alcalde Ribó encuentra otras 70 plazas en la ciudad para la acogida de personas inmigrantes o la vicepresidenta Mónica Oltra le tendrá que pedir las oportunas explicaciones», lanzaba.

Roberto Jaramillo, concejal de inmigración, recordaba ayer que las 20 personas que en el momento del cierre se alojaban en el albergue iban y a ser reorientadas a otros centros municipales tras finalizar el convenio de colaboración. El albergue ofrecía un maximo de 70 plazas, aunque , la media anual de acogidas estaba en las 45 personas. Aunque el Ayuntamiento de Valencia negoció un nuevo acuerdo, los responsables de la iglesia parroquia renunciaron a firmarlo porque implicaba una mayor fiscalización y justificación de los gastos, y los gestores no estaban dispuestos a asumir ese mayor control financiero.

«Nadie se queda desatendido ni en la calle. El viernes pasado, la Junta de Gobierno, aprobó un convenio con la Generalitat para la primera acogida de inmigrantes por valor de 400.000 euros. Ademas, el ayuntamiento ha aumentado sus plazas con el nuevo centro de la calle Alta, y en breve adjudicaremos el contrato para tener 20 plazas en pisos semitutelados para estas personas». «La ciudad refugio es una realidad, aunque al PP le duela», concluía Jaramillo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook