05 de agosto de 2016
05.08.2016
Relevo en el ayuntamiento

Calabuig espera que su marcha no abra una crisis de Gobierno y Ribó la descarta

El edil saliente del PSPV reclama que Sandra Gómez ocupe cuanto antes sus funciones, pero el alcalde, que las ha asumido hoy, cree que primero hay que dialogar y estudiar "pequeñas reordenaciones"

05.08.2016 | 11:07
Ribó y Calabuig se saludan en el pleno extraordinario de hoy. Foto: Germán Caballero

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asumido hoy temporalmente las funciones del hasta hoy primer teniente de alcalde, Joan Calabuig, que ha renunciado a su acta en un pleno municipal extraordinario para aceptar el encargo de Ximo Puig de delegado del Consell en la Unión Europea.

El edil saliente ha explicado ante los medios que "espera" que su marcha y el traspaso de sus funciones "no abra una crisis de Gobierno", al tiempo que ha reclamado que Sandra Gómez (ausente hoy en el Pleno extraordinario) sea las persona que asuma sus delegaciones (Empleo, Emprendimiento o Turismo) "de inmediato" atendiendo al reparto de poder que en su día rubricaron en el denominado Pacte de la Nau.

"Espero que nadie sea tan insensato de abrir una crisis. Este Gobierno necesita de mucfha comprensión y un talante constructivo, cuidando las relaciones entre sus miembros. Lo principal y fundamental es la existencia de la confianza y si eso se rompe, se complica. Pido a todos el cumplimiento estricto de los pactos y no abrir una parte de los acuerdos, porque eso implica abrirlo todo y sería un error porque las cosas funcionan bien", ha asegurado Calabuig.

El hasta hoy portavoz socialista ha calificado su relación con Ribó de "excelente" y ha agradecido "su talante" y con el que se puede "dialogar". "Las diferencias han sido mínimas, lo que ha permitido hacer un buen gobierno en la ciudad".

Sin embargo, el alcalde Joan Ribó ha descartado por completo que se vaya a abrir ninguna crisis en el seno del Govern de la Nau, pero ha reclamado a su socio "diálogo" antes de tomar ninguna decisión. "A principio de septiembre tenemos preparada una reunión en la que se podría hablar de pequeñas reordenaciones en algunas funciones", ha asegurado el alcalde, que sin embargo descarta cambios de calado. "Hay que ver si algunos concejales están cargando con un sobretrabajo o no", ha especificado.

Ribó ha confirmado que Sandra Gómez ocupará la alcaldía accidental en sustitución de Calabuig del 22 al 27 de agosto y también se convertirá en primera teniente de alcalde, pero ha pedido a los socialista que lo comuniquen de manera formal cuanto antes. Para el traspaso de delegaciones, ha explicado el alcalde, habrá que esperar "a que al menos esté Sandra aquí" (comenzaba hoy sus vacaciones) para hablar de esta cuestión, y también que recoja su acta la nueva edil socialista Anaïs Menguzzato, "pero no creo que podamos celebrar el Pleno antes de finales de agosto o principios de septiembre".

El alcalde ha resaltado "las buenas relaciones" que ha mantenido con Calabuig y el "excelente trabajo" que ha realizado en este primer año de gobierno. Ribó ha recordardo que Compromís "es el grupo mayoritario" en el equipo de Gobierno y que ha sido siempre "muy generoso" en el reparto de funciones y "continuará siendo generoso", pero las cosas, ha dicho "se han de hacer bien". "Las cosas se han de hablar", ha insistido, para aclarar que no hay "vacío de poder" porque él asume las competencias de Calabuig.

Jordi Peris, portavoz de València en Comú, ha agradecido el trabajo de Joan Calabuig tras un año de gobierno "clave" y ha calificado su tarea como "excelente". Sobre la postura de su partido en el reordenación del Gobierno Local tras la marcha del socialista, Peris ha explicado que lo que está "encima de la mesa" es que Sandra Gómez ocupe las funciones de Calabuig "y si hay otras cuestiones habrá que ponerlas también encima de la mesa y discutirlas".

Desde el Grupo Municipal Popular, su concejal Félix Crespo ha felicitado a Joan Calabuig por su nueva responsabilidad, y lo ha calificado como una persona "honesta", al que ha pedido "un último favor". "Que deje constatado que el Partido Socialista tiene el peso específico en el Gobierno que ha de tener en un equilibrio de fuerzas, y que el reparto de competencias siga dando la cuota proporcional que debe tener". Crespo le ha deseado suerte a Menguzzato porque encima de la mesa Gómez "le va a dejar serios problemas si finalmente asume estas competencias" en la Policía Local y Bomberos.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha mostrado su preocupación "porque no sabemos qué va a pasar en áreas estratégicas del ayuntamiento como son empleo y turismo". "El PSPV dio unos nombres y Ribó los ha puesto en cuestión. Ni en estos momentos tan importantes en el tripartito se hablan entre ellos", ha criticado. Giner ha reclamado diligencia en la cuestión del turismo "para aprovechar el boom turístico" que vive la Comunitat.

El Pleno Extraordinario ha tenido mucho más quorum del esperado. De Compromís ha faltado Pere Fuset, del PP Cristóbal Grau, Beatriz Simón, María Jesús Puchalt (convaleciente de una operación) y Alberto Mendoza. En Ciudadanos se ha ausentado María Dolores Jiménez y Narciso Estellés, del PSOE Sandra Gómez y Maite Girau, y de València en Comú estaban los tres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook