07 de agosto de 2016
07.08.2016

Vecinos del tramo IX acuden al Síndic de Greuges por el ruido de las ferias

Aseguran que los eventos en el viejo cauce del río son una «lacra que imposibilita el descanso vecinal»

07.08.2016 | 00:56
La feria instalada en el Jardín del Turia .

La Asociación de Vecinos del Tramo IX del Jardín del Turia ha denunciado ante el Síndic de Greuges «la desidia y la dejadez por parte del Ayuntamiento de Valencia por tratar de solucionar los problemas» de los residentes en relación a «la terrible contaminación acústica», que señalan sufren por los eventos y ferias que se celebran en la zona.

Según señalaron ayer desde la asociación, su objetivo al acudir al Síndic, José Cholbi, es que la institución «pueda intervenir y velar por el cumplimiento y respeto de los derechos que tienen los ciudadanos y vecinos ante la administración local».

«La terrible contaminación acústica que sufren quienes viven en este lugar emblemático de la ciudad , entre el puente de las Flores y el de la Exposición, como consecuencia de los numerosos eventos y ferias que se celebran a lo largo del año, ha provocado el hartazgo de unos vecinos dispuestos a actuar por todos los medios y procedimientos legales frente a esta lacra que imposibilita el descanso vecinal», aseguran.
«Sin ir más lejos, del 3 al 5 de junio, tuvo lugar la feria alternativa, y desde el 18 de junio hasta el 7 de agosto están en marcha las atracciones de la feria de julio. Es decir más de dos meses sin prácticamente descanso para los vecinos con actividades que producen molestias durante todo el día y hasta altas horas de la madrugada. Es una auténtica pesadilla que imposibilita el descanso vecinal», aseguró Rosa Arlandis, presidenta de la asociación.

La entidad vecinal señala que han presentado «22 escritos en el ayuntamiento con el objeto de tratar de evitar la autorización indiscriminada de todo tipo de actos», y «denunciar las molestias que ocasionan aportando las pertinentes mediciones acústicas».
Así, Arlandis concluye que «hasta la fecha el consistorio ha hecho oídos sordos, e incluso ni se ha molestado en responder a las denuncias , ni a las invitaciones cursadas con la finalidad que conociera de primera mano la realidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook