08 de agosto de 2016
08.08.2016

Las bases de la Marina Real: Restaurar, no reformar

08.08.2016 | 04:15

La America´s Cup por la remodelación que supuso de la dársena histórica del Puerto de la ciudad de València y de su entorno inmediato, es un acontecimiento que afectó sus valores culturales. Sin embargo, esta actuación se realizó en concordancia con la implantación en este lugar de las bases de los equipos participantes y del nuevo uso temporal que se le iba a dar durante este torneo. Por ello, actualmente resulta fundamental la preservación de su composición para evitar que se continúe desvirtuando este espacio de la ciudad.
Una muestra de ello son las 12 bases de los equipos que participaron en esta competición –de las cuales únicamente siete se conservan intactas–, ya que algunas de ellas forman parte de las muestras arquitectónicas más emblemáticas que nos dejó la 32º America´s Cup en la Marina Real Juan Carlos I.
Este es el caso de las tres bases proyectadas a mediados de la pasada década por el profesor y arquitecto valenciano José María Tomás Llavador, para albergar el Team Alinghi (el defensor), el United Internet Team Germany y el BMW Oracle Racing. De éstas, desafortunadamente, tan solo se conservan las dos primeras ya que la última, a pesar de su interés, se reformó profundamente el pasado año perdiendo su imagen original al convertirse en sede de la Fundación EDEM.
De las dos bases obra de Tomás Llavador que todavía se conservan y que destacan por su arquitectura, es necesaria su restauración y destino a nuevos usos compatibles que garanticen su mantenimiento, debido a su estado de abandono al que se suma su exposición desde hace una década a las duras condiciones ambientales marinas. Una preservación que, además, es necesaria y responsable porque con ello se consigue la reutilización de unos recursos ya invertidos.
Por ello resulta muy esperanzador el interés manifestado por algunas firmas por instalarse en estas construcciones, así como el anuncio del Consorcio Valencia 2007 recogido hace unas semanas en Levante-EMV, respecto a su preservación y a que se esté preparando la licitación del proyecto de rehabilitación y gestión de la base del Team Alinghi, para espacio de promoción creativa y de diseño, manteniendo su estética y estructura. Actuación que esperamos que se realice preservando de manera rigurosa su imagen exterior y su configuración interior, para que no se desvirtúe uno de los testimonios más destacados del paso de esta competición por la ciudad de València.
Un antiguo torneo que supuso un importante hecho histórico para nuestra ciudad, en el que sus habitantes y visitantes dejaron de darle la espalda al mar y en la que València inicio su andadura para convertirse en una ciudad europea.
De hecho, con el paso de las décadas su recuerdo será equiparable al impacto social que supuso a principios del siglo XX la Exposición Regional Valenciana de 1909 y Nacional de 1910, en la que también vivimos un momento de esplendor, pero del que no se consiguieron preservar muchos de sus pabellones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook