08 de agosto de 2016
08.08.2016

El nuevo museo de la Catedral recibe más de 40.000 visitas en dos meses

Los turistas británicos, americanos, italianos o japoneses se interesan más por el Sant Cáliz y los valencianos por el hallazgo de restos romanos

08.08.2016 | 04:15
El nuevo museo de la Catedral recibe más de 40.000 visitas en dos meses

El nuevo Museo Catedral de Valencia recibió la visita de más de 44.000 personas, tanto españoles como turistas extranjeros, desde su apertura al público hace dos meses, el pasado 8 de junio, según informaron fuentes del arzobispado.

Desde el museo explicaron que los visitantes son en su mayoría españoles pero también extranjeros, sobre todo de habla inglesa como británicos y norteamericanos, así como holandeses, franceses, italianos, japoneses, chinos y rusos. «Los turistas rusos, japoneses, y americanos se muestran muy interesados en el Santo Cáliz de la Catedral, en cuya entrada general está integrado el acceso al nuevo museo», destacaron las mismas fuentes.

El museo también cuenta con numerosas visitas de valencianos, sobre todo por las excavaciones arqueológicas que han dejado al descubierto parte de la Valencia romana, entre otros hallazgos, cuyo recorrido se puede ver en el subsuelo.

Novedades en la colección
Además, recientemente se ha incluido un cuadro sobre el Santo Cáliz que está expuesto en la salida del museo hacia la capilla del Grial. La obra es un óleo pintado sobre plancha de cobre, fechado en el siglo XIX y que se cree fue pintado por Vicente López.

También ha sido incorporado a la colección del museo un nuevo grupo de cálices y una patena, todos ellos de plata sobredorada del siglo XX, que han sido recientemente restaurados. Entre las piezas, destaca el cáliz que perteneció a quien fue arzobispo de Valencia entre 1923 y 1945, Prudencio Melo, y el del que fuera deán de la Catedral, Guillermo Hijarrubia.

Por lo que respecta a la tienda del museo los productos más vendidos desde la inauguración han sido las maquetas de la Catedral y del Micalet, así como las miniaturas del Santo Cáliz, los rosarios, y el vino, cava y aceite de oliva. Otro de los productos que han despertado mayor curiosidad son las gafas que sirven para realizar el recorrido virtual por la Seu adaptando el móvil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook