12 de agosto de 2016
12.08.2016

UGT denuncia temperaturas de hasta 32 grados en la Lonja y en otros edificios históricos

La concejala Gloria Tello recuerda que en los monumentos protegidos los técnicos de patrimonio no permiten la instalación de aparatos de aire

12.08.2016 | 04:15
Visitantes en el interior de la Lonja en el mes de agosto.

«La situación en los espacios de acceso de la Lonja es insostenible. Se está infringiendo tanto la normativa sobre seguridad y salud en el trabajo como las condiciones ambientales y de confort mínimas exigibles para las miles de personas que diariamente visitan el monumento». Con estas afirmaciones se desayunó ayer el ayuntamiento en forma de comunicado por parte del sindicato UGT, que se quejaba de las altas temperaturas que se soportan en determinados monumentos en esta época del año. Hasta 32 grados en el edificio que es Patrimonio de la Humanidad, pero también se hacía referencia a «Atarazanas, Torres de Quart, Torres de Serranos, Museo de la Semana Santa Marinera o la Cripta Arqueológica de San Vicente. Y en el Museo de la Ciudad no funciona el aire acondicionado desde hace bastante tiempo».

La concejal a de Cultura, Gloria Tello, expresó esa sorpresa en este sentido porque «este año, el coordinador no ha recibido ni una sola queja por parte de los trabajadores. Y se había acordado que si pasaba algo se comunicara. Por lo que estas afirmaciones nos sorprenden mucho. El tema se habló en la última mesa de negociación y se acordó que se harían mediciones para controlar la temperatura. Se ha certificado que no se ha llegado nunca a ninguna situación de estrés térmico. Sólo alguna situación puntual. Y se acordó que si en algún momento se llegaba a una situación difícil se valoraría la opción de poner aparatos de aire portátiles». Hay que recordar que, por sus especiales características, estos edificios no pueden tener instalación de aire acondicionado.

El sindicato aseguraba que ya informó de estas deficiencias al anterior gobierno municipal «en numerosas ocasiones, aunque hizo caso omiso» y que, en el caso de la Lonja, «se gastó 143.528 euros en dignificar, aunque sin demasiado éxito la entrada», mientras que en la actualidad se ha puesto en conocimiento a la Concejalía de Cultura, por lo que espera que, «a la mayor brevedad posible, adopte las medidas adecuadas para paliar los peligros inherentes a las temperaturas extremas».

De donde sí que se puede instalar aire acondicionado, como el Museu de la Ciutat, Gloria Tello también aprovechó para criticar al anterior gobierno: «hace poco se arregló, pero es tan viejo que nos estamos planteando cambiarlo. Hay obras de arte y la dejadez del PP nos ha dejado un patrimonio cultural completamente abandonado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook