13 de agosto de 2016
13.08.2016

Un recuerdo a Ignacio Docavo

13.08.2016 | 04:15

Ignacio Docavo Alberti nos dejó hace dos semanas. Era licenciado en Ciencias Naturales, Doctor en Biología, catedrático de Entomología (parte de la Zoología que estudia a los insectos), excelente zoólogo especialista en Zoología (rama de la biología que estudia los animales), impulsor para la creación de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universitat de València, y Fundador y Director del Jardín Zoológico de Viveros, Director del Jardín Botánico de Valencia, así como también impulsor para la creación del Bioparc (actual nuevo zoológico de Valencia). También fue Director del Departamento de Zoología de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universitat de València. Y fue profesor mío en la asignatura de Zoología cuando yo era estudiante para la licenciatura en Ciencias Biológicas en el curso académico 87/88 en dicha Universitat. Era un apasionado de la Zoología. También desempeñó otros cargos públicos.

En 1965 cuando en Valencia se construyeron las primeras instalaciones del zoo (con 43 años con carácter de provisionalidad), como el dijo: «Soy Fraile de orden mendigante», como diciendo que siempre fue buscando apoyos para construir el zoo que Valencia merecía. Cuando falleció el chimpancé «Tarzán», en el zoológico de Viveros, le impactó especialmente. Pero el chimpancé era misógino, huía del trato con el sexo opuesto o mostraba aversión hacia él. En veinte zonas de Valencia tuvo ubicación el zoo, pero ninguna fue la idónea. Hace años, salió una Directiva europea que le obligaba a cerrar el zoo, o en su caso, reformarlo. El zoo fue reformado. Siempre decía y le dijo a la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que mantenía el zoo para la «enseñanza y la educación». Por fin en 2005, el profesor Docavo, acompañado por ella y el entonces exprimer teniente de alcalde Alfonso Grau, pusieron la primera piedra de lo que hoy es el Bioparc que lleva su nombre «Profesor Ignacio Docavo», para la persona que durante 43 años luchó en pro del nuevo zoológico. El profesor le dijo a Barberá, con mucho eufemismo crítico que el bioparc se debería haber hecho antes para haberlo disfrutado más tiempo.

El catedrático de Zoología, era especialista en los insectos Bracónidos parásitos (himenópteros, término científico éste último que etimológicamente viene del griego y que significa ala membranosa), son insectos provistos de piezas bucales para morder, lamer y chupar líquidos. Sobre estos insectos escribió un libro científico. Fue un excelente profesor de Zoología. Hasta siempre, amigo y profesor Ignacio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook