16 de agosto de 2016
16.08.2016
Polémica

El cardenal Cañizares equipara la "ideología de género" y el "imperio nazi"

El arzobispo incluye la política de igualdad entre hombres y mujeres entre los «dragones» que han amenazado a la humanidad Invita a seguir las palabras de la Virgen «he aquí la esclava del señor»

16.08.2016 | 18:23
El cardenal Antonio Cañizares durante la homilía de ayer. Foto: Fernando Bustamante.

Sólo el PP acude a la misa de la Virgen de Agosto

  • La catedral de Valencia acogió ayer a unas 250 personas en la misa que todos los años se dedica a la Virgen de Agosto. Dadas las fechas, no puede considerarse un fracaso de convocatoria en lo que a fieles de a pie se refiere. Otra cosa es la representación institucional, que por lo que al Ayuntamiento de Valencia respecta se redujo a los dirigentes del PP. Al frente de la comitiva estuvo el portavoz del Grupo Popular, Eusebio Monzó.

Día de la Asunción de la Virgen y vuelve la polémica. El Cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, repitió ataque a la «ideología de género» en el día en que se venera a la figura femenina más importante de la Cristiandad. Entre los «dragones» que han amenazado a la humanidad a lo largo de la historia citó al imperio romano, a los imperios nazi y soviético del siglo XX y ahora el materialismo y la «ideología de género». Por eso, animó a imitar a la Virgen, de quien salieron las palabras, tal como recordó el cardenal, «he aquí la esclava del señor».

Ya en mayo de este año Antonio Cañizares, que pasa por ser uno de los dirigentes más conservadores de la Iglesia española, lanzó una ofensiva contra las leyes que propugnan la igualdad entre hombres y mujeres instando a los fieles a desacatar «la ideología más insidiosa y destructora de la humanidad de toda la historia». Esas palabras, además de recibir duras críticas, llegaron a los juzgados, pero la denuncia fue archivada. Y ahora Cañizares ha insistido en su discurso.

Durante la misa del Día de la Asunción de la Virgen, concelebrada en la catedral de Valencia con el arzobispo de Maracaibo, Cañizares se refirió a los «dragones» que según San Juan, amenazaron a Jesucristo desde su nacimiento y que han seguido amenazando a la humanidad a lo largo de los siglos.

«Cuando San Juan escribió estas palabras pensaba en el imperio romano», relató Cañizares, pero a lo largo de la historia ha habido muchos otros dragones que felizmente han sido vencidos por «el amor de Dios».

Del siglo pasado citó el «imperio nazi» y el «imperio soviético», rebautizado como «imperio ateo», una de cuyas víctimas, el pueblo Polaco, ha dado este verano, con la celebración de las Jornadas de la Juventud, un ejemplo de superación a la humanidad.

Y de la actualidad citó el materialismo, que tal como recordó el anterior papa, Benedicto XVI, «sólo valora el consumo, el egoísmo y la diversión». «Sólo importa la libertad, hacer lo que uno decida», apostilló Cañizares, que advirtió de la dificultad de vencer a estas ideologías dada «su fuerza mediática y propagandística».

Y fue en este marco en el que el arzobispo de Valencia se refirió una vez más a la «prepotencia de la ideología de género», «sustentada por poderes económicos» que la hacen parecer invencible pero que terminarán siendo vencida por un Dios «creador del hombre».

Para ello, Antonio Cañizares animó a imitar a la propia Virgen, de quien salieron las célebres palabras «he aquí la esclava del señor». «También ahora este dragón parece invencible, pero Dios tiene más fuerza que el dragón», vaticinó el cardenal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook