19 de agosto de 2016
19.08.2016

El ayuntamiento mantiene su interés por el centro excursionista para la biblioteca central

Inicia la modificación del planeamiento a la espera de poder cerrar el precio de compra del edificio

19.08.2016 | 04:15

El Ayuntamiento de Valencia ha iniciado la modificación del planeamiento relativo a la Plaza Tavernes de la Valldigna con la finalidad de construir en el edificio del Centro Excursionista la futura Biblioteca Central y añadirle un solar colindante que tienen la catalogación de residencial. Este movimiento confirma el interés del equipo de gobierno por este lugar para instalar la que debe ser la principal biblioteca de la ciudad, independientemente de las negociaciones que se mantienen co una entidad bancaria, ahora propietaria del edificio, para fijar el precio de compra.

En la actualidad, la biblioteca central de Valencia, así como la Hemeroteca, está en la sede de la Plaza Maguncia, pero la Concejalía de Acción Cultural quiere trasladar este servicio al edificio del Centro Excursionista de la Plaza Tavernes de la Valldigna, en pleno centro de la ciudad. Se trata de un edificio relativamente nuevo que ha sido embargado a la entidad por impago de la hipoteca de 1,4 millones que firmó en su día. Así pues, el ayuntamiento tiene que negociar con la entidad bancaria ahora propietaria para hacerse con el edificio.

Y esa negociación no ha terminado, lo que había sembrado ciertas dudas acerca de la continuidad del proyecto.
El ayuntamiento, sin embargo, ha confirmado ahora la modificación de planeamiento para que esa biblioteca central se instale allí. Se trata de adecuar la calificación del propio edificio como dotación cultural y darle esa calificación también al solar colindante, que es de uso residencial y está previsto unirlo a la sede del Centro Excursionista para hacerla más grande y además darle una accesibilidad que ahora no tiene.
Este movimiento descarta también la posibilidad, barajada por el anterior equipo de Gobierno del PP, de instalar la futura biblioteca central en el monasterio de San Vicente de la Roqueta, que desde el pasado otoño está siendo rehabilitado sin un uso definido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook