22 de agosto de 2016
22.08.2016
Atascos

El ayuntamiento deriva la pacificación del tráfico en la CV-500 a la Generalitat

El equipo de gobierno asegura que trabaja con la Conselleria de Obras Públicas en un plan global para mejorar la seguridad vial en la carretera

23.08.2016 | 19:04
El ayuntamiento deriva la pacificación del tráfico en la CV-500 a la Generalitat

El Ayuntamiento de Valencia asegura que trabaja ya en una solución para mejorar la seguridad vial en el entorno del Mirador del Pujol a l´Albufera. «Es un problema que viene de lejos, pero que el equipo de gobierno reconoce y asume para darle una solución», aseguran fuentes del equipo de Gobierno en relación a la información publicada ayer por Levante-EMV sobre la inseguridad vial para los peatones que acceden al embarcadero ubicado junto a la Gola del Pujol y las aglomeraciones de coches. El colectivo de barqueros de pasaje de la Associació d´Usuaris del Port del Saler ha dirigido un informe al Ayuntamiento de Valencia en el que expone las carencias, deficiencias y conflictos en este entorno y plantea una batería de soluciones para garantizar la seguridad de los usuarios del mirador. Un informe en el que «se está trabajando para examinar que propuestas son viables», aseguran desde el Ayuntamiento de Valencia.

Aunque parte del problema es que cualquier intervención en la CV-500 ha de pasar, obligatoriamente, por el beneplácito e impulso de la Generalitat, de quien depende la vía autonómica y antigua carretera de Natzaret a Oliva. «Cualquier intervención para pacificar el tráfico depende de la Conselleria de Obras Públicas. No se puede poner un paso de cebra en medio de una carretera a velocidad máxima de 80 kilómetros por hora», justifican desde el consistorio.

Ampliación del carril bici
El mismo impedimento se plantea ante cualquier propuesta para dar continuidad al carril bici que comunica Valencia con Pinedo y que muere poco después de atravesar el pueblo del Saler (aunque hay rutas por el interior de la Devesa y que permiten aproximarse hasta el embarcadero sin peligro para los ciclistas). Cualquier intervención en la CV-500 para prolongar el carril bici es competencia de la Conselleria de Obras Públicas que ya «trabaja en un plan global para la CV-500 y que aporta soluciones no sólo para este tramo sino para toda la CV-500», según explican fuentes municipales.

Respecto a las mejoras que son competencia directa del Ayuntamiento de Valencia desde el equipo de gobierno aseguran que «se están valorando y están sobre la mesa como una posible solución». Incluida la posibilidad, tal como plantean los barqueros de habilitar un edificio frente al mirador, propiedad del consistorio pero que utiliza la Junta de Desagüe de l´Albufera, como «un gran foro de recepción de visitantes con mesas para descansar y más plazas de aparcamiento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook