24 de agosto de 2016
24.08.2016
Entrevista

Francisco Sáez: "Los jóvenes se han de involucrar para que las Corregudes crezcan"

24.08.2016 | 01:02
Francisco Sáez: "Los jóvenes se han de involucrar para que las Corregudes crezcan"

«Estamos consiguiendo no solo que la tradición no se pierda, sino que venga más gente a verla»

Cinco personas. Ni una más y ni una menos forman la Associació Sant Antoni Abad de Pinedo, organizadora de las tradicionales Corregudes de Joies, cuyas primeras exhibiciones se remontan a 1823, aunque de estas carreras de caballos hay testimonios que se remontan al siglo XVIII. El presidente de la entidad asegura que siguen trabajando para que la Generalitat Valenciana declare la prueba como fiesta de interés turístico o Bien de Interés Cultural. Mientras llega, pide a los jóvenes que se involucren en la organización de las Corregudes.

¿Cuál es el estado de salud de las Corregudes?

Pues desde la asociación estamos trabajando para las Corregudes no decaigan y poco a poco vayan a más, eso sí, con la ayuda de las autoridades, claro.

¿Cuesta mucho organizar una exhibición de esta magnitud?

Toda ayuda que recibimos es buena. Hay algunas empresas que participan como patrocinadores y nos ponen las ambulancias, la seguridad o un tractor para hacer la pista. Con eso y el dinero de la Fundación Deportiva Municipal sacamos adelante las Corregudes. El ayuntamiento también tramita todos los permisos necesarios, que no son pocos al estar en la playa. Actualmente la asociación la formamos tan solo cinco personas, aunque tenemos colaboradores que nos ayudan, pero necesitaríamos que se involucre gente joven, con ganas de trabajar, porque estamos seguro de que esta fiesta puede ir a más, puede crecer. Los jóvenes podrían ayudarnos a ser más contantes, a salir con más fuerza en busca de empresas colaboradoras que con una aportación mayor nos dieran la posibilidad de hacer una fiesta un poco mejor.

Hace dos años presentaron el informe para conseguir el reconocimiento de la fiesta. ¿En qué estado se encuentra?

Sí, hace dos años el informe se llegó a presentar en un Pleno del Ayuntamiento, pero como coincidió con el final de un ciclo de un gobierno y el inicio de otro, ahora se ha de retomar este trabajo. Sé que el ayuntamiento actual tiene mucho interés en que se reconozca la fiesta como de interés turístico.

¿En términos de participación, cómo está la situación este año?

Participan entre 8 y 10 caballos, que es una cifra más o menos similar a la de otros años, y que luego se suele incrementar con el paso de los días. Los caballos pasan el control veterinario aquí mismo y vela en todo momento por la salud del animal.

Da la sensación que la respuesta del público está siendo mayor.

La verdad es que poco a poco, y con la ayuda de los medios de comunicación como el vuestro, estamos consiguiendo mayor repercusión y eso favorece que venga cada vez más público. Lo cierto es que esta tradición es única, no por el formato, sino por el lugar donde se celebra y su simbolismo. En Pinedo no solo estamos consiguiendo que la tradición no se pierda, sino que poco a poco parece que va a más.

La fiesta se remonta a hace casi 200 años, pero ¿mantuvo siempre su continuidad?

En Pinedo pocos años se ha dejado de hacer. Sí es cierto que hubo un parón por culpa de las obras del Plan Sur, con el desvío del río, porque el lugar normal donde se hacía era en la carretera de la iglesia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook