25 de agosto de 2016
25.08.2016

La "crisis de las asesoras" pone en la picota la figura del concejal Jaramillo

Además de la «censura política», han surgido voces en València en Comú que piden su revocación

25.08.2016 | 01:25
La "crisis de las asesoras" pone en la picota la figura del concejal Jaramillo

La «crisis de las asesoras» abierta en València en Comú, además de poner en cuestión la composición del grupo municipal, ha llegado a poner en entredicho la continuidad del concejal del Ayuntamiento de Valencia Berto Jaramillo. Según explicó ayer la secretaria general y portavoz de la formación, Mireia Biosca, durante el último plenario se produjo una mayoritaria «censura política» al concejal por tratar de «destituir» a una asesora del ayuntamiento y otra de la Diputación. Pero además hubo personas que pidieron la revocación de su cargo como concejal, una posibilidad contemplada en los estatutos. Es más, aunque esa opción no salió adelante, Biosca no descarta que en el próximo plenario del mes de septiembre, en el que el grupo municipal deberá rendir cuentas, surjan de nuevo voces contrarias a la continuidad de Jaramillo.

Como publicó ayer este periódico, la intención del concejal de València en Comú de «destituir» a una de sus asesoras en el Ayuntamiento de Valencia, Neus Fábregas, y otra de la Diputación Provincial, Mariana Ureña, abrió una crisis en la formación que se visualizó en el último plenario y que puso muy en entredicho la figura del edil y diputado.

Según Mireia Biosca, el plenario aprobó por mayoría una «censura política» y hubo voces que pidieron la revocación de su cargo, posibilidad contemplada en los estatutos. No había duda, dijo Biosca, de que la intención del concejal era «destituir» a estas dos asesoras por más que durante esa asamblea el propio jaramillo negara tal intención «sin dar más explicaciones».

La secretaria general de la formación recuerda que esa potestad no es suya, sino del partido, y que será el partido el que analice la situación en el mes de septiembre, cuando el grupo municipal rinda cuentas ante el plenario.

En principio, dijo Biosca, una posibilidad es remodelar el grupo municipal al menos en lo tocante a los asesores para que todo el mundo se sienta cómodo. Pero recordó que a los ojos de València en Comú son «iguales» los asesores y los concejales. «Los concejales no son intocables», recordó. La revocación del cargo «es posible porque así lo establecen los estatutos» y no descarta que durante la reunión vuelvan a surgir voces críticas con Jaramillo.

En defensa de Fábregas
Biosca sí quiso, por otra parte, salir en defensa de la asesora Neus Fábregas, que cogió la baja por ansiedad a raíz de este incidente y que el pasado 9 de agosto ofreció una conferencia en Perú. La secretaria general de la formación explicó, sin precisar fechas, que esta asesora ya cogió el alta médica y que luego empalmó la baja con sus vacaciones de verano. «Era su tiempo libre y acudió a una charla política a la que había sido invitada y que está muy bien que se haga fuera de nuestro país», dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook