25 de agosto de 2016
25.08.2016
Menor congestión

El tráfico de la ciudad desciende un 28% durante el mes de agosto

La tercera semana del mes registra una bajada superior al 35% La mayor caída se produce en Maestro Rodrigo - Sólo aumenta la circulación en la Autovía de Puçol y la carretera de El Saler

25.08.2016 | 04:15

Que el tráfico descienda en las grandes ciudades durante los meses de verano es algo lógico por las vacaciones estivales, pero en Valencia se añade el crecimiento del tráfico en las carreteras que llevan a las playas, es decir, conviven ambos fenómenos con notable intensidad. Según datos de la Sala de Tráfico del Ayuntamiento de Valencia, en el mes de julio el descenso generalizado de coches apenas llegó al 5%, pero la media de las tres primeras semanas de agosto es del 28% y en la tercera semana se disparó al 35,6%. Por contra, en la V-21, antigua carretera de Barcelona, y en la carretera de El Saler, se han registrado aumentos medios durante el verano del 18 y el 15 por ciento respectivamente.

Por lo que se refiere a la ciudad, el mayor descenso de tráfico durante el mes de agosto se ha producido en Maestro Rodrigo (37%), seguida de Blasco Ibáñez (-35%), la Gran Vía Fernando el Católico (-34%) y Manuel Candela (-34%). No obstante, el descenso es generalizado en todas las grandes arterias de la capital, ya que todas ellas registran descensos de la circulación por encima del 20% y en muchas se supera el 30%.

Por citar algunas en las que menos se notan las vacaciones de verano, se puede citar la Pista de Silla y Serrería, ambas con una reducción de veinte puntos.

La norma se rompe en las carreteras que van a la costa, pues al contrario de lo que ocurre en la ciudad, durante estos meses se produce una sobrecarga de circulación que en horas puntas se convierten en atascos, sobre todo en la carretera de El Saler.

En este caso, la Sala de Tráfico no ha realizado una valoración por meses, sino una medición del incremento que se produce globalmente en verano. Y la conclusión es que en la v-21, la antigua carretera de Barcelona, la conocida como la Autovía de Puçol, el incremento es del 18%, mientras que la CV-500, la carretera de El Saler, el aumento es del 15%.

Para llegar a estas conclusiones, los responsables de tráfico han tomado como referencia el mes de mayo, que es el más estable. Y destacan también que este año no ha habido variaciones respecto al año anterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook