03 de septiembre de 2016
03.09.2016

Una dársena de «interés» para sortear las trabas burocráticas

02.09.2016 | 23:01

El avance del nuevo plan estratégico de la marina destaca como debilidades de la marina su desconexión con la fachada marítima y su identificación con las actividades de lujo, la situación «límite» en términos financieros, la «alta complejidad jurídica», la indefinición del plan especial, la falta de participación, los espacios infrautilizados y los mecanismos de gestión «opacos». La reactivación que propone el actual equipo directivo del Consorcio pasa por la innovación y «la apropiación ciudadana de la marina». Para sortear la trabas jurídicas se plantea la declaración de la dársena como Zona de Interés Comunitario h. g.valencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook