08 de septiembre de 2016
08.09.2016

El plan de reforma de la Plaza de Toros lleva tres años en tramitación

La Diputación trata de darle un impulso tras la apertura de la plaza comercial del Pasaje Doctor Serra

08.09.2016 | 04:15
El plan de reforma de la Plaza de Toros lleva tres años en tramitación

El ambicioso proyecto de la Diputación Provincial para la Plaza de Toros de Valencia lleva tres años tratando de superar los trámites burocráticos del Ayuntamiento de Valencia, por lo que ahora, tras la apertura de la plaza comercial del otro lado del Pasaje Doctor Serra, el diputado Toni Gaspar se propone darle un impulso al proceso y tratar de dejarlo al menos consolidado a lo largo de esta legislatura.

El Plan Especial propuesto por la Diputación Provincial contempla la liberación de los edificios anexos al coso taurino para que sean visibles al menos dos tercios del mismo. Para conseguirlo se derribarán las instalaciones actuales, a excepción de los corrales, y se construirá un edificio de cinco plantas en el que se agruparán todos los servicios, incluido el Museo Taurino. Así mismo, se quitarán los cerramientos que dan al Pasaje Doctor Serra para habilitar un espacio transitable conexo con la nueva plaza comercial construida al otro lado del pasaje por el grupo AZA. El coste estimado de las obras es de ocho millones de euros.

Según explicó Toni Gaspar, responsable de Asuntos Taurinos de la Diputación Provincial, el proyecto se presentó hace tres años al Ayuntamiento de Valencia y desde entonces se está tramitando su aprobación. Al tratarse de un Bien de Interés Cultural (BIC) dotado de todo tipo de protecciones patrimoniales, los informes necesarios son muchos y eso hace que la tramitación se alargue, explicó Gaspar, que recuerda, así mismo, que entre tanto ha habido un cambio de gobierno.

«Ahora más que nunca»

No obstante, cree que «ahora más que nunca», tras la apertura de la plaza comercial, se hace necesario darle un impulso al proyecto para al menos dejarlo aprobado y consolidado dentro de esta legislatura.

Para ello, en las próximas semanas tiene previsto reunirse con responsables del consistorio valenciano y revisar el momento en el que se encuentra el proyecto. Por parte del ayuntamiento, lo que tiene que hacer es aprobar la volumetría de los edificios y el planeamiento. Y será después cuando la Diputación ajuste el proyecto a esas exigencias y ponga en marcha el proceso de redacción, licitación y adjudicación de las obras.

Toni Gaspar asegura que en este momento la cuestión presupuestaria «es casi lo de menos» y está convencido de que al final el coste será inferior al estimado. En cualquier caso, cree que el proyecto vale la pena porque permitirá «admirar desde distintos puntos uno de los monumentos más singulares de la ciudad». Es más, la puesta en valor de la plaza ayudará a la dinamización de la misma, un asunto en el que ya trabaja la diputación con la idea de generar actividad y recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook