09 de septiembre de 2016
09.09.2016

El PP denuncia que la participación ciudadana ha costado ya 221.000 euros

Bernal dice que el gasto se ha dividido en 18 contratos y Peris responde que todo está fiscalizado

09.09.2016 | 04:15

La concejala del Grupo Popular Lourdes Bernal calificó ayer de «farsa y burla» la política de participación del tripartito, que ha generado, según ha informado, «un gasto al Ayuntamiento de Valencia de 221.383 euros del presupuesto de 2016 y que además ha sido fragmentado sin concurso público mediante 18 contratos menores».

«Con el consentimiento del alcalde, Joan Ribo, para evitar nuevas divisiones internas en su frágil gobierno», el concejal responsable de esta área, Jordi Peris, ha convertido, según Bernal, la participación «en un corralito privado desde el que hace y deshace e impone empresas privadas para que actúen de intermediarios entre los vecinos y el Ayuntamiento».

La concejala popular ha recordado que con los gobiernos del PP los concejales y los técnicos municipales eran los encargados de ir barrio por barrio recogiendo las necesidades y sugerencias de los particulares, entidades y asociaciones de vecinos. «Ahora, sin embargo, el señor Peris tiene que pagar a empresas privadas, que siempre son las mimas, para que intermedien y les cuenten los problemas que afectan a los vecinos», explica.

Así mismo, Lourdes Bernal considera «un fracaso» el proceso participativo de consulta ciudadana para establecer las inversiones en los barrios. «Es un proceso fallido», dijo, porque a día de hoy, «de los 7 millones de inversiones votadas en el proceso, las obras ejecutadas en los barrios son escasísimas».

Además, Bernal ha lamentado que la política de participación del tripartito deje de lado a las asociaciones de vecinos. «Es lamentable que el alcalde Ribó y el concejal Perís hayan despreciado a las asociaciones y no les hayan otorgado el protagonismo que merecen», afirma la concejala.

La denuncia de Bernal tuvo rápida respuesta. «No sabemos si son fruto de su ignorancia o de su intento de manipular a la gente», dijo Jordi Peris, quien aseguró que «ella „la concejala popular„ sabe perfectamente que todos los contratos han sido fiscalizados adecuadamente».
«Lo que demuestra Bernal es un absoluto desconocimiento de lo que es la participación ciudadana, cosa que no nos sorprende porque su formación y su interés en este terreno son nulos», explicó Peris. «Lo que debería hacer la señora Bernal „añadió„ es mantener la prudencia, porque mientras ellos se dedicaban a robar, según todos los indicios, cuando estaban en el poder, nosotros estamos impulsando una auténtica cultura de la participación».

A juicio de Peris, la participación «no es recoger las necesidades por parte de los técnicos, sino de crear unos espacios de debate/diálogo auténtico entre la ciudadanía y de ésta con la administración, para la toma de decisiones». Por tanto, «invitamos a la señora Bernal a que se sume a los procesos participativos que se han puesto en marcha para que, de verdad aprenda qué es la participación ciudadana real y no a puerta cerrada, como dijo que hacían».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook