10 de septiembre de 2016
10.09.2016

Oliver quiere generalizar el modelo de escoleta de Pinedo, que cuesta 30 euros al mes

Los centros de Massarrojos y Mestalla se abrirán «cuando se adapten a los requisitos de la conselleria»

10.09.2016 | 04:15
Oliver quiere generalizar el modelo de escoleta de Pinedo, que cuesta 30 euros al mes

La concejala de Educación del Ayuntamiento de Valencia, María Oliver, aseguró ayer a este periódico que la Conselleria d'Educació abrirá «en cuanto sea posible» y con el compromiso de «enseñanza gratuita» las dos «escoletes» de Massarrojos y Mestalla, tras el acuerdo para traspasar la gestión de ambos centros que, sin embargo, no han sido inauguradas para este inicio de curso. Este retraso ha obligado a los padres que viven junto a estas guarderías a matricular a sus niños en escuelas privadas. Hay que recordar que las «escoletes» están finalizadas desde hace casi tres años y costaron 3,2 millones de euros.

«Se intentó que abrieran antes del inicio de curso, pero hay que adecuarlas a los requisitos de Conselleria, hay que hacer algunas modificaciones. Pero seguro que se abren este año, e intentarán que sea cuanto antes, con una enseñanza gratuita», señaló la edil de València en Comú.

En cuanto a la situación del resto de escuelas infantiles municipales, María Oliver avanzó a Levante-EMV el objetivo de convertir la enseñanza de 0 a 3 años en «asequible» para la ciudadanía y ha puesto sus ojos en el modelo de la escoleta de Pinedo, la única de titularidad pública con un modelo de gestión directa.

«Lo que queremos es coger como modelo la escoleta de Pinedo, porque es la única que tenemos con un modelo de gestión directa. Queremos que la etapa de 0 a 3 años sea una etapa accesible a todo el mundo. En Pinedo están pagando entre 20 y 30 euros, mientras que en el resto de escuelas municipales, entre comillas lo de municipales porque son concesiones que hizo el Partido Popular, están pagando entre 230 y 300 euros. Pensamos que esto no es asequible para la ciudadanía», explicó la regidora.

Oliver aclaró que para la Concejalía de Educación «no es tan importante el modelo de gestión sino el servicio que se presta a la ciudadanía». «Pensamos que el modelo de concesiones no son sostenibles para las familias», reiteró la edil de València en Comú.

Tras prorrogar el pasado mes de mayo la concesión a seis «escoletes» municipales, María Oliver asegura que están estudiando ahora cómo resolver estas contratas. «A Conselleria se ha traspasado la gestión de las dos 'escoletes' que no tenían subrogación de personal, ya que Massarrojos y Mestalla son de nueva construcción y no estaban adjudicadas aún. De las concesiones restantes, se evaluará si es conveniente la gestión directa del ayuntamiento, hacer un pliego de condiciones que ponga en valor lo que es el proyecto educativo o su traspaso a la Generalitat», señaló.

Se subrogará al personal

«En el caso de optar por la gestión directa del ayuntamiento „prosiguió al regidora„, se subrogaría al personal contratado por las concesionarias. Vamos a ver cuántas podemos asumir nosotros», señaló María Oliver.

«Lo que queremos es que a final de legislatura, con una gestión directa o indirecta, las escuelas infantiles municipales tengan precios asequibles para toda la ciudadanía», finalizó la concejala de Educación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook