13 de septiembre de 2016
13.09.2016

La EMT asegura que ya está lista para prestar servicio a Alboraia, Montcada, Paterna y Vinalesa

La compañía ya cuenta con los medios necesarios para poner en marcha el convenio de la Generalitat Valenciana

13.09.2016 | 04:15

La Empresa Municipal de Transportes de Valencia asegura que desde ayer cuenta con todos los medios técnicos y humanos necesarios para poner en marcha el servicio a Alboraia, Montcada, Paterna y Vinalesa. «Estamos listos para trabajar ya con estos pueblos. Solo falta el visto bueno del Consell», aseguró el gerente de la compañía, Josep Enric Garcia Alemany. Estaba previsto que el Consell aprobará en su Pleno Extraordinario de agosto la cesión de competencias para que la EMT volviera a operar en estas localidades, pero sigue pendiente.
Hay que recordar que el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat llegaron a un acuerdo el pasado 12 de abril para que la EMT restableciera el servicio a cinco pueblos del l´Horta Nord, que fueron suspendidos en 2012 durante mandato del Partido Popular.

A finales del pasado mes de julio el Pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobó el convenio de colaboración de colaboración entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia sobre delegación de la prestación del Servicio de Transporte Público Interurbano de viajeros entre Valencia y los municipios de Alboraia, Montcada, Paterna y Vinalesa.

Según este acuerdo, el Consell asumía el coste del regreso de la EMT y se compromete a transferir al ayuntamiento del «cap i casal» 400.000 euros para garantizar el servicio en 2016, aunque es probable que la cantidad sea menor al contemplar ahora menos meses.
La Conselleria de Obras Públicas debe delegar las competencias en materia de transporte interurbano a Valencia, de forma que pudiese operar en estas localidades. Así pues solo falta la validación administrativa del convenio de cesión de competencias.

El conflicto con Mislata
En principio, la compañía iba a recuperar los trayectos con Alboraia, Montcada, Paterna, Vinalesa y Mislata, pero finalmente la última población no entró en el acuerdo porque consideraba que el precio que pedía la EMT era desorbitado, mientras que la empresa municipal explicaba que la localidad pretendía una línea con un trayecto diferente y más largo que el contaba en el pasado.

Mislata abrió entonces otra vía para recuperar la conexión de autobús con Valencia, y tras varias semanas de negociaciones el Consell anunció la puesta en marcha de una línea exclusiva de Metrobus desde el centro de la localidad hasta el Mercat Central de Valencia. La línea 150 entró finalmente en servicio el pasado 1 de septiembre. Por su parte, Alboraia, Montcada, Paterna y Vinalesa siguen esperando la llegada de los autobuses de la EMT.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook