16 de septiembre de 2016
16.09.2016
Innovación

Unos valencianos desarrollan una pulsera sin contacto para pagar el transporte público

El «Cap i Casal» será la primera ciudad de Europa que ensayará este nuevo sistema, con el que además se podrá ir de compras

16.09.2016 | 04:15
Unos valencianos desarrollan una pulsera sin contacto para pagar el transporte público

Aunque Valencia lleva décadas de retraso para tener una Autoridad Metropolitana del Transporte y el ansiado billete único (el Consell promete que en 2017 estarán en marcha), el Cap i Casal continúa estando a la última en tecnología aplicada al transporte público. Hace años se desarrolló la tarjeta Mobilis que hoy usan todos los operadores, y ahora será la primera ciudad de Europa en la que se podrá pagar el transporte público con una pulsera sin contacto. Las pruebas de este novedoso sistema comenzarán la última semana de septiembre con unos cien viajeros. El ensayo lo coordinará la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE) en colaboración con los compañías EMT Valencia, MetroValencia y Valenbisi. La empresa que ha desarrollado esta tecnología la han puesto en marcha dos emprendedores de Vilamarxant, Francisco Sanchis, Ingeniero de Telecomunicaciones y Xavier Jorge, Ingeniero Informático.

Según explican sus promotores, la única prueba de estas características que se ha realizado hasta la fecha a nivel mundial la hizo la multinacional Sony en Singapur. «Con este lanzamiento Valencia vuelve a ser pionera en la aplicación de los avances tecnológicos al transporte público, y demuestra una vez más que apuesta por la innovación como elemento clave para mejorar el servicio y aportar valor a los usuarios», señalan.

Esta innovadora aplicación permite a los usuarios pagar los billetes, recargarlos y acceder al transporte público con una pulsera en la que no hace falta el contacto, tan solo acercarla al lector de tarjetas al subir al autobús o al entrar al metro. Aseguran que su uso es muy sencillo, ya que los usuarios tan solo tendrán que introducir los datos de una tarjeta de crédito y ya podrán comprar los bonos o recargarlos de forma inmediata, desde cualquier lugar y a cualquier hora. En el mismo instante en el que el usuario realiza la compra el billete se carga automáticamente por lo que puede utilizar el transporte público inmediatamente. «Es rápido, cómodo y seguro», sostienen.

Con toda la información

La ventaja de Pay[in] es que la aplicación se puede utilizar también con el teléfono móvil (incluso cuando esté apagado o sin cobertura), es compatible con todo tipo de smartphones y funciona con la tarjeta de crédito de cualquier banco o cualquier compañía telefónica. Además, los viajeros tienen acceso a toda la información de sus tarjetas de transporte. En la pantalla de su móvil, con solo un click, pueden consultar de cuánto saldo disponen, cuántos viajes les quedan y toda la información de los viajes que han realizado. La pulsera estará homologada para pagos Mastercard, por lo que se podrá ir de compras con ella y cuenta con funciones de actividad como otras pulseras del mercado.

Esta aplicación móvil ha sido desarrollada por la empresa valenciana Pay[in], una start up nacida en la Universidad Politécnica de Valencia y acelerada en la tercera de edición de Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig. Los responsables del desarrollo de la pulsera son los socios tecnológicos de Pay[in]: la multinacional NXP, la empresa sueca Palago y la coreana Amotech.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook