17 de septiembre de 2016
17.09.2016

UGT-PV denuncia el despido de una trabajadora de jardinería tras ser madre

La contrata de Parques y Jardines argumentó que la vacante ya no existía y que no debía subrogarla

17.09.2016 | 04:15

El sindicato UGT ha denunciado el despido de una trabajadora de la empresa SAV Agricultores de la Vega de Valencia debido a lo que consideran un cese improcedente, así como un incumplimiento de los pliegos en los que la corporación concedió el servicio de jardinería de la ciudad.

El gremio ha afirmado que, según SAV, la vacante de la trabajadora «ya no existe». Sin embargo, UGT niega que esto sea verdad debido a que la empresa «continúa realizando el trabajo de la compañera». El despido, argumentaron desde el sindicato, «supone un incumplimiento de la subrogación de personal que está marcada en el pliego de condiciones» que «asumió» SAV, así como la desobediencia «del Convenio Colectivo en vigor del personal proveniente de la antigua concesión de poda gestionada por Thaler». La trabajadora provenía de esta empresa y se dedicaba al inventariado del arbolado, explicaron.

Grave incumplimiento
Aunque, tal y como dice UGT, la empresa ha comunicado a la afectada que el puesto «no existe», el sindicato ha asegurado que «estas funciones se hacen, y estaban contempladas en el convenio». «Supone un grave incumplimiento de los pliegos de condiciones y abre una puerta a la arbitrariedad de las empresas», han advertido, ya que no se respeta «la subrogación del personal». Todo ello, recalcaron, «con el visto bueno del Ayuntamiento de Valencia y la concejala correspondiente, Pilar Soriano».

La trabajadora, detallaron, quería reincorporarse tras una excedencia de maternidad. Sin embargo, fue despedida de manera «improcedente» desde el punto de vista del sindicato. Su labor «se debe seguir realizando, aunque no tenga un apartado concreto en el pliego», pues «el inventariado y la gestión de los árboles y palmeras forma parte de los requisitos del pliego».

El gremio criticó que «le ofrecían un puesto de inferior categoría con lo cual la empresa ahorraba mucho dinero» y la usaban de «peón» sin tener en cuenta su cualificación. UGT recriminó que de esta manera se abre una vía «para destruir puestos de trabajo» a través de la reducción de costes salariales y de personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook