24 de septiembre de 2016
24.09.2016
Visita al Amerigo Vespucci

Los valencianos, 'al abordaje' del buque escuela de la Marina italiana

Largas colas para subir al Amerigo Vespucci en el puerto de Valencia, que hace escala en la ciudad en la celebración de sus 85 años sobre las aguas

24.09.2016 | 17:07
Fotos: G. Caballero/M. Á. Montesinos

El emblemático barco de la Marina italiana abre sus puertas hoy y mañana en el puerto de la ciudad, donde ha llegado con un centenar de cadetes. La nave, con más de 100 metros de eslora, cuenta con 2.400 metros cuadrados de vela.

El puerto de Valencia recibió ayer la visita de un viejo amigo, el buque escuela Amerigo Vespucci, de la Marina Italiana, que los vecinos de la ciudad podrán visitar en su 85 aniversario. El velero cuenta en la ciudad con una escala habitual dentro de la tradicional campaña de instrucción, organizada cada verano para los cadete de la Academia Naval. Así, el barco de 101 metros de eslora, atracó ayer en el muelle Xitá, donde permanecerá hasta el lunes. Ayer ya se pudo ver a los cadetes por las inmediaciones de la zona portuaria y viajando en taxi o autobús a diferentes puntos de la ciudad para conocerla.

Desde primeras horas de este sábado se han registrado largas colas de ciudadanos para subir al barco en el puerto.

El Amerigo Vespucci salió del puerto italiano de Livorno el 7 de julio para iniciar la que será su 80 campaña de instrucción para formar a 100 cadete. Este viaje contempla también en su itinerario el Mediterráneo occidental, el Atlántico y el Mar del Norte.

La botadura de este barco tuvo lugar en febrero de 1931 y fue construido con el objetivo de mantener, según explican desde la Marina Italiana, «un alto nivel de preparación náutica y marinera de los alumnos oficiales de la Academia Naval». Se trata de un velero de dos motores diesel acoplados a un motor eléctrico y cuenta con tres mástiles. Sus 24 velas cuentan con 2.400 metros cuadrados de lona, las cuales se maniobran de manera manual, con cables de fibra natural y sintética.

La nave mostraba ayer ya su imponente figura que contrasta con el resto de embarcaciones moderna, y que ofrece una decoración y detalles que harán las delicias hoy y mañana de los visitantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook