27 de septiembre de 2016
27.09.2016

Cuando las cosas van despacio... en el centro de salud Benimaclet II

27.09.2016 | 01:57

El pasado domingo 18 de septiembre aparecía en Levante-EMV la noticia de la apertura de la Licitación del mobiliario del Centro de Salud Benimaclet II.Un paso más en el largo y duro camino de movilizaciones, concentraciones, reuniones con todos los partidos políticos, infinidad de contactos con las administraciones municipal y autonómica, con los Coordinadores del Centro de Salud de Benimaclet, con los Coordinadores del Área 4 de Sanidad, recogida de firmas, etc€Que nadie crea que el nuevo Centro de Salud es un regalo caído del cielo, ni de ningún gobierno o partido en concreto.El nuevo Centro de Salud de Benimaclet II, cuando lo abran y por tanto sea una realidad, es mérito del trabajo y la paciencia llevada a cabo por las vecinas y vecinos del barrio que, aglutinados bajo la Plataforma por un nuevo centro de salud de Benimaclet, llevan luchando desde enero del 2006. Cerca de once años para conseguir un equipamiento absolutamente necesario para nuestro barrio.Curiosamente, durante ese tiempo han pasado por Valencia «Copas de América, Fórmulas 1, corrupciones a mansalva€» Cuando recién comenzado el año 2006, la Asociación de Vecinos y Vecinas recibimos un SOS del personal sanitario del actual Centro de Salud, informándonos del problema de masificación del Centro, «y nos pusimos manos a la obra», no esperábamos que una reivindicación tan evidente y justa tardara cerca de once años en solucionarse. Ya saben, «las cosas de palacio€». «Cuando el 22 de febrero del 2007, en el Pleno de Las Cortes Valencianas se aprobaba por unanimidad de todos los partidos (PP, PSOE, y EUPV) la construcción de un nuevo Centro de Salud en Benimaclet, y cuando solo pocos meses después el entonces Director de Régimen Económico de la Consellería de Sanidad, Eloy Giménez, nos pasó el informe en el que constaba la aprobación de la dotación presupuestaria y donde contemplaba la terminación de la obra para el año 2009, las entidades que componemos la «Plataforma por el nuevo centro de salud» nos pellizcábamos para ver si estábamos despiertos o se trataba de un sueño.Estábamos despiertos y bien despiertos, y como tal recibimos el primer, de los muchos que fueron llegando después, mazazo. El presupuesto del 2007 se fue al limbo (qué vergüenzas se taparían con él) y por tanto el año de finalización de la obra pasaba al 2010.Pero el del 2008 también se fue al limbo, y el del 2009, y el del€. Y así sucesivamente.Mientras tanto, el actual Centro de Salud inaugurado en 1997, y con una capacidad para atender como máximo 30.000 tarjetas SIP, (datos propios de la Consellería), comenzaba su andadura superando esa cifra. Treinta y dos mil para ser exactos. O sea toda una planificación de futuro. Lumbreras que fueron.Pero resulta que mientras la Consellería iba incumpliendo año tras año sus compromisos presupuestarios, el Centro de Salud pasó a tener que atender hasta 42.000 pacientes. Doce mil más de lo estimado!!!Y por fin llegó septiembre del 2014, fecha en la que aparece en el DOCV la adjudicación del contrato de construcción del nuevo Centro.Y cómo no, también llegaron las primeras desavenencias: La promesa de contemplar servicio de Urgencias Médicas ha sido descartada, por lo tanto tendremos que seguir yendo a Serrería. Y nuestra solicitud de crear un puesto de trabajador/a social les ha pasado por un oído y ha salido por el otro sin inmutarse. Para qué van a crear puestos de trabajo públicos, si vamos «sobraos»!!!Y en eso llegó Carmen Montón, la actual Consellera de Sanitat. O mejor dicho, no llegó.En unos tiempos en los que los Másters de Participación Ciudadana ,y las nuevas formas de actuar en política, se reparten como churros, he aquí que tras varias solicitudes de entrevista realizadas por la A.VV, solo hemos recibido por parte de la Consellera la amabilísima respuesta del silencio. Todo un detalle de respeto para una Plataforma compuesta por catorce entidades del barrio, cuyo único «delito» cometido es estar año tras año, y así hasta once, luchando por conseguir un mejor servicio sanitario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook