28 de septiembre de 2016
28.09.2016

El Gobierno aparca hasta 2022 el traslado de la subestación de Patraix

La instalacion carece de licencia de actividad al rechazar el tripartito otro intento de legalizarla

28.09.2016 | 04:15
El Gobierno aparca hasta 2022 el traslado de la subestación de Patraix

El anunciado traslado de la subestación de Patraix a una parcela alejada de las viviendas y ubicada en la V-30 no será posible al menos hasta 2022. Dentro de su política de recortes, el Gobierno eliminó en octubre pasado de la planificación de instalaciones eléctricas la subestación soterrada del nuevo cauce que sustituirá a la de Patraix, que sigue funcionando pese a carecer de la licencia municipal de actividad. El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, informó ayer de que pedirán a Red Eléctrica Española que vuelva a incluir la nueva subestación en su planificación y recordó que existe un acuerdo plenario por el que se instó al citado traslado y se cedió suelo para hacerlo así como un compromiso de 2008 del Gobierno, entonces en manos del PSOE, de trasladar la instalación eléctrica. Sarrià informó de que Iberdrola había vuelto a solicitar recientemente una nueva licencia de actividad y se le ha denegado. El Tribunal Superior de Justicia dio a principios de año la razón al ayuntamiento al mantener la suspensión de la licencia de actividad de la subestación por considerar que que es una activad calificada y nociva. La suspensión de licencia fue recurrida por Iberdrola y Red Eléctrica.

La subestación eléctrica de Patraix ubicada en una zona consolidada del barrio, regisstró en 2007 una aparatosa explosión. Entonces no hubo que lamentar víctimas pero el incidente disparó las alarmas y obligó al gobierno local a atender las reivindicaciones de los vecinos que llevaban años alertando del riesgo de tener esta instalación eléctrica a pocos metros de sus casas.

En la revisión del PGOU que ahora impulsa el gobierno del tripartito (Compromís, PSPV y València en Comú) se volverá a incluir como reserva para la nueva subestació la parcela municipal cedida a Iberdrola junto al nuevo cauce.

El concejal de Desarrollo Urbano admitió que si no se hubiese puesto el condicionante de que la nueva subestación fuera soterradas es posible que la instalación no se hubiera caído de la planificación del Gobierno, un acuerdo que no ha sido notificado por otro lado al ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook