01 de octubre de 2016
01.10.2016

La patronal defiende el túnel del acceso norte y alegará para que Ribó lo mantenga

El presidente de la Confederación Empresarial (CEV), Salvador Navarro, niega que la infraestructura sea inviable como cree Sarrià

01.10.2016 | 04:15
Uno de los ramales del túnel del acceso norte pasaría por debajo del canal de la marina real de Valencia

La Confederación Empresarial Valenciana (CEV) se alineó ayer con la Autoridad Portuaria de Valencia y anunció que tiene previsto realizar sus alegaciones a la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valencia que prevé el abandono del proyecto de acceso norte al Puerto de Valencia. La patronal recordó en un comunicado que desde finales de los años ochenta las empresas que operan en el puerto, los sectores exportadores, la Autoridad Portuaria y la propia CEV reivindican esta costosa infraestructura, presupuestada en 500 millones de euros en su versión terrestre (también llegó a presentarse una autopista marítima).

La ausencia de este acceso directo, para el cual el ayuntamiento „ahora gobernado por Compromís, PSPV y València en Comú„ no hará reserva de suelo al entender que es inviable y tiene un fuerte impacto sobre los barrios del frente marítimo, supone para las empresas un incremento de costes de transporte y competitividad y limita la capacidad exportadora de sectores más sensibles al precio.

La CEV estima que las consideraciones esgrimidas por la Concejalía de Desarrollo Urbano, con el socialista Vicent Sarrià al frente, para revisar el plan y excluir este acceso vital para la competitividad de la economía valenciana aluden a la supuesta «inviabilidad» del proyecto y carecen de fundamento. La CEV recuerda que el desarrollo de este proyecto, ligado a un Puerto de la Red Europea de Transportes, podría contar con fondos europeos y se basaría en un modelo de financiación público- privado. En cualquier caso, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, demanda apoyo institucional y político para llevar a cabo aquellas infraestructuras e inversiones que, como esta, ayudan a mejorar la competitividad de las empresas valencianas.

Transporte insustituible
El presidente de la CEV recuerda, además, que el transporte ferroviario que impulsan diferentes administraciones como alternativa al rodado, «nunca podrá sustituir, por cuestiones de operatividad logística y volumen de mercancías al transporte por carretera». El túnel del acceso norte del puerto de Valencia tiene dos fases: una en superficie que va desde Alboraia, en paralelo con la V-21, hasta Valencia que se empezó a ejecutar en 2009 y una segunda, en subterráneo, con un túnel que atravesará la zona urbana consolidada, en concreto, los barrios del Cabanyal y Canyamelar y la marina real de Valencia, donde se divide en dos ramales, uno hacia el sur y otro a la ampliación norte.

La Asociación de Vecinos de Natzaret reiteró esta semana sus críticas al proyecto advirtiendo del fuerte impacto que tendrán las infraestructuras como bocas de extracción de humos y rampas de entrada y salida de este túnel. Los vecinos aseguran además que este nuevo túnel añadiría dificultad a la ejecución de la prolongación del túnel de Serrería porque sus trazados coincidirían.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook