06 de octubre de 2016
06.10.2016
El Pla del Real

La operación de Mestalla y el hotel de Expogrupo caducarán en tres años

Oliver anuncia un proceso de participación para los usos del solar de Jesuitas tras la firma del deslinde con los religiosos tras meses de negociación

06.10.2016 | 01:33
La operación de Mestalla y el hotel de Expogrupo caducarán en tres años

El Ayuntamiento de Valencia ha puesto en marcha la cuenta atrás al Valencia C.F. y a Expogrupo para la ejecución del plan urbanístico de Mestalla, por parte del club, y para la construcción del hotel previsto en la avenida Aragón, por parte del grupo hotelero. La Actuación Territorial Estratégica (ATE) del Valencia Club de Fútbol aprobada por la Generalitat para agilizar la construcción del nuevo estadio de Corts Valencianes fija octubre de 2019 como plazo para la ejecución de los edificios y equipamientos previstos. En esa fecha ha de estar construido el hotel de Expogrupo, un edificio que está incluido en el planeamiento urbanístico de los terrenos del campo de Mestalla, donde el club proyecta la construcción de varias torres residenciales con cuya venta se esperaba costear en parte el nuevo estadio.

La operación urbanística lleva años en vía muerta por la falta de inversores, una circunstancia que no evita que el ayuntamiento siga descontando días para dar por resuelto el convenio. Y es que de no ejecutarse en el plazo de tres años las infraestructuras previstas, esto es, el derribo del actual campo de Mestalla y la urbanización de la parcela, la construcción del nuevo estadio de Corts Valencianes, y el hotel de Expogrupo proyectado en la antigua parcela municipal del ayuntamiento, el gobierno local podría instar a resolver la ATE y quedarse con la fianza que se exigió al promotor.

La parcela del ayuntamiento de Aragón está desde hace meses disponible tras el derribo del edificio. El ayuntamiento cumplió con los plazos fijados en el convenio de permuta del solar de Jesuitas firmado con Expogrupo, pero la empresa no ha movido ficha ni presentado el proyecto del hotel ni la solicitud de licencia. El convenio de permuta de 2013 contempla la posibilidad de que Expogrupo pueda construir viviendas en vez de un hotel, lo que obligaría al ayuntamiento a revisar el plan general para incluir más dotaciones escolares y zonas verdes por el aumento de población.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Valencia ha dado el último trámite para hacer efectiva la propiedad municipal de la parcela de Jesuitas liberada de hormigón tras la firma en 2013 del convenio con Expogrupo que trasladó a edificabilidad del hotel prevista a la avenida Aragón. La Compañía de Jesús y la concejala de Gestión del Patrimonio, María Oliver, firmaron ayer el acta de entrega de una parcela de 4.053 m2 y una alquería en la calle Beato Gaspar Bono lo que permitirá regularizar las alineaciones del ámbito.

Oliver firmó ayer el acta de deslinde y reconocimiento de la propiedad de la parcela, que los Jesuitas utilizaban como aparcamiento, a favor del ayuntamiento tal como recogía el convenio firmado en 1988. «Hoy es un día histórico para la ciudad de Valencia porque, después de tres décadas de luchas vecinales y de gestiones municipales, ponemos el punto final a un conflicto ciudadano del que ha salido como única ganadora toda la ciudadanía», destacó la concejala, quien anunció que «con la posesión de la parcela y la alquería ya podemos ocupar los espacios y empezar a proyectar el uso cultural y educativo que les daremos». El plan especial del entorno del Botánico destina la alquería a escuela infantil, uso que algunos vecinos no ven con buenos ojos.

En relación al futuro del solar de Jesuitas, que el ayuntamiento tiene previsto ceder para la ampliación del Jardín Botánico, Oliver explicó que a partir de ahora se abrirá un proceso de debate con la Universitat de València, propietaria del jardín histórico, y con las vecinas y vecinos para «garantizar que el destino final de la propiedad beneficia la calidad de vida del barrio y de la ciudad». El ayuntamiento todavía no ha firmado el convenio con la UV para fijar las condiciones de la cesión.

El colegio de los Jesuitas cedió gratuitamente en el 1988 la parcela y la alquería al consistorio, aunque con «la condición suspensiva» hasta que estuviera formalizada la concesión de las licencias urbanísticas del solar, que preveía en aquel momento la construcción de dos torres para uso hotelero. Cómo dicha operación no se llevó adelante y en 2013 se firmó el convenio para destinar «el solar de jesuitas» a zona verde pública era necesario levantar la condición suspensiva. La parcela cuya propiedad municipal reconoce la Compañía de Jesus es una isla delimitada por Fernando el Católico, el paseo de la Petxina y las calles Beato Gaspar Bono y Quart.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook