08 de octubre de 2016
08.10.2016

«Okupas» impiden entrar a los técnicos en varios edificios del Cabanyal

Más de 400 familias del barrio se van a beneficiar de ayudas para la restauración

09.10.2016 | 04:15
«Okupas» impiden entrar a los técnicos en varios edificios del Cabanyal

La sociedad pública Plan Cabanyal-Canyamelar está procediendo, por encargo de la Junta de gobierno local del Ayuntamiento de Valencia, a la puesta en marcha de los diferentes proyectos para la rehabilitación y regeneración del barrio. Según informaron ayer fuentes de la sociedad pública, el proyecto de más repercusión es la gestión de las ayudas económicas para la rehabilitación y reconstrucción de edificios de uso residencial, cuya primera fase se cerró el pasado 30 de septiembre, con la tramitación de 95 expedientes de particulares.

Los residentes de esos edificios, más de 400 familias, se van a beneficiar de ayudas que pueden llegar a alcanzar para cada vivienda los 20.000 euros en el caso de rehabilitación, o 30.000 euros en el caso de nueva construcción. El valor medio de las ayudas solicitadas es de unos 6.000 euros por vivienda.

Según recordaron las mismas fuentes, actualmente hay abierto un nuevo plazo para solicitar estas ayudas, que se cerrará el próximo 14 de octubre, para el que ya se han presentado 15 peticiones.

Junto a estas iniciativas de particulares, el Ayuntamiento de Valencia ha dotado económicamente a la sociedad pública para que ponga en marcha la rehabilitación y nueva construcción de diez edificios de propiedad municipal.

Todos ellos están situados, según la sociedad pública, en la llamada «zona cero» afectada por el suspendido proyecto de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, y también podrán beneficiarse de estas ayudas. Entre ellos figura el edificio de la Lonja del Pescado, en Eugenia Viñes, cuyo presupuesto de rehabilitación será de alrededor de un millón de euros, y para el que distintos equipos de arquitectos están trabajando en la redacción de los proyectos.

Residencia de estudiantes
Las mismas fuentes apuntaron que, cuando se confirme la disponibilidad económica de los fondos del nuevo Plan Confianza, se encargarán nuevos proyectos de edificios residenciales, también en esa zona más degradada, que serán destinados a alquiler social.

Por su parte, la sociedad municipal Aumsa tiene en marcha obras de construcción de un pequeño edificio que se destinará a residencia de estudiantes, en el barrio del Cap de França, y trabaja en un nuevo proyecto de edificio para ese mismo fin. Además, la sociedad del Plan Cabanyal-Canyamelar licitará en breve la construcción de un edificio para dos viviendas de alquiler, en un solar de la calle Padre Luis Navarro.
Según recordaron también desde la entidad, a la hora de poner en marcha la redacción de estos proyectos, algunos arquitectos se han encontrado con la imposibilidad de poder acceder al interior de los edificios, por estar ocupados. En concreto, se han detectado seis edificios ocupados, tres de ellos por familias en situación de exclusión social, y otros tres por jóvenes del movimiento «okupa». Los servicios jurídicos municipales han empezado a tramitar las órdenes judiciales para autorizar la entrada, que según las mismas fuentes «obligará a la intervención de las fuerzas públicas si resulta imprescindible».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook