11 de octubre de 2016
11.10.2016
Barrios

La Policía Local y la Nacional trabajarán juntas y ampliarán su presencia en el Cabanyal

Ribó destaca tras reunirse con Salvem El Cabanyal y vecinos la necesidad de garantizar la convivencia

11.10.2016 | 16:28
La laboral policial se complementerá con atención en otras áreas.

La Policía Local de Valencia y la Policía Nacional trabajarán juntas en el barrio del Cabanyal, Canyamelar, Cap de França para garantizar "la convivencia" y "la normalidad" en esta zona de la capital valenciana. Con esta labor conjunta se pretende, además de combatir actuaciones delictivas y cuidar la seguridad, hacer cumplir las normas, evitar determinados comportamientos y procurar el descanso de los vecinos.

Así lo ha planteado este martes el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, que ha asegurado que el "problema fundamental" que se vive en el Cabanyal es "de convivencia" y que es "prioritario abordarlo". A su vez, ha indicado que la labor policial se completará con las actuaciones que se llevarán a cabo y de manera transversal desde las delegaciones municipales de Bienestar Social, Educación, Vivienda y Políticas Inclusivas.

Ribó se ha pronunciado de este modo tras la reunión que ha mantenido esta jornada con el portavoz de la Plataforma Salvem El Cabanyal, Faustino Villora; la presidenta de la Associació de Veïns i Veïnes del Cabanyal, Canyamelar, Cap de França, Pepa Dasí, y otros miembros de ambas entidades para analizar la situación del barrio.

En el encuentro, considerado "muy importante" por el alcalde, han participado también las concejalas de Servicios Sociales, Consol Castillo; Educación, Vivienda, Juventud y Acción Cultural, María Oliver; Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, y Políticas Inclusivas, Isabel Lozano.

El primer edil ha indicado que en el Cabanyal, además de actuar en los temas relacionados con el urbanismo, en los que se está "avanzando", hay que "dar un paso claro" para afrontar "los problemas de convivencia", con el fin de que "la gente pueda vivir de forma normal". "En el momento en el que tenemos encaminados los temas urbanísticos y de rehabilitación, toca abordar el problema convivencial y trabajar para resolverlo", ha aseverado.

En este sentido, Ribó ha apuntado que a las molestias por ruido se suman otros problemas como el incumplimiento de las normas de convivencia, la no escolarización de niños, el desempleo, la vivienda. El alcalde ha considerado que todas estas cuestiones "tienen muchas vertientes" que requieren además de "una primera intervención por parte de la Policía Local y de la Policía Nacional", actuar "desde el punto de vista de bienestar social y de integración".

"En cualquiera de las formas nos hemos comprometido a trabajar para que las normas de convivencia que son normales y habituales en cualquier barrio de la ciudad sean habituales y normales también en el Cabanyal", ha resaltado Joan Ribó porque es "imprescindible" atajar "determinados comportamientos".

Preguntado por la labor de los agentes municipales y nacionales y por si entre las medidas que se plantean está la de abrir un nuevo retén de la Policía Local, como piden los vecinos, aumentar las patrullas o los agentes a pie, el responsable municipal ha indicado que "aún es pronto" para precisar detalles y que el "trabajo conjunto" se ha de "estudiar" y "concretar".

Respecto al retén, la concejala de Protección Ciudadana ha dicho que es una posibilidad que se puede estudiar pero que es algo para acometer "a largo plazo", dado que requiere adecuar un espacio público y seguir la tramitación correspondiente. La edil ha apostado, como el alcalde, por reforzar la colaboración y la coordinación entre la Policía Local y la Nacional para asegurar la convivencia que se pide.

Ribó, que ha recordado --como también ha hecho Menguzzato-- que recientemente se ampliaron las competencias de la Policía Nacional respecto a "temas de ruido y convivencia", ha dicho que está previsto establecer reuniones con los responsables de ambos cuerpos policiales para perfilar su trabajo en el Cabanyal y "hacer un plan de trabajo serio".

"Para nosotros es prioritario restablecer la normalidad en el Cabanyal, para que la gente pueda vivir normalmente", ha insistido el alcalde, a la vez que ha recalcado que "se han de respetar las normas".

Igualmente, preguntado por el plazo que el Ayuntamiento se marca para abordar estas cuestiones, el primer edil ha afirmado que es este mismo año. "Este año han de cambiar las cosas de forma significativa. El plazo marcado es este año. Eso ha de cambiar rápido", ha planteado. Ribó ha manifestado que "ha habido muchos años de degradación si no planificada, consentida y propiciada" en el Cabanyal y que ésta no puede eliminarse "en dos días" sino "poco a poco".

Por su parte, el portavoz de la Plataforma Salvem El Cabanyal ha señalado que los representantes vecinales han salido de la reunión con Ribó "muy esperanzados y convencidos de que la gente" del barrio "va a poder vivir en sus casas con normalidad", atendiendo a "la reivindicación fundamental" que se ha planteado y a la "buena recepción por parte del gobierno local en la solución de los problemas" presentado.

"Vía del diálogo"
Así, Faustino Villora ha confiado en que "se tomen las medidas necesarias para, en un tiempo corto, ir solucionado los temas de convivencia y acometiendo las actuaciones en política social" requeridas para que los vecinos vean "respetados sus derechos fundamentales".

El portavoz de Salvem El Cabanyal ha descartado de momento acudir a los tribunales para denunciar los problemas que tiene el barrio y ha apostado por abordarlos desde "la vía del diálogo y la colaboración entre la ciudadanía y la administración". Asimismo, ha coincidido con el alcalde en afirmar que las medidas policiales han de ir acompañadas de otras "de índole social, de integración y de intermediación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook