13 de octubre de 2016
13.10.2016
Presupuesto en limpieza

El presupuesto para control de plagas y desodorizar alcantarillas subirá un 15 %

La concejala de Medio Ambiente asegura que es «fundamental seguir mejorando el nivel de limpieza en Valencia»

13.10.2016 | 04:15
Un limpiador municipal por una calles del Cabanyal | Foto: Germán Caballero

Las partidas destinadas a control de plagas y limpieza de alcantarillado y eliminación de olores aumentarán el año próximo entre un 10 y un 15%, según avanzó a este diario el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, que negocia estos días con las distintas delegaciones los presupuestos y las inversión que tendrán las distintas áreas el año próximo. Según Vilar la limpieza «desde un punto de vista integral», esto es, «de lo que se ve en la calle pero también de lo que no se ve» va a ser «prioritaria» junto con las partidas para personal „que aumentan en 19 millones„, las de promoción del empleo y el gasto social.

Así lo espera la concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano, que confía en ver incrementadas (sin concretar en cuánto) las partidas de limpieza para el año próximo dado el nivel de quejas y críticas recibidas por este motivo. Unas denuncias y reclamaciones que pese a haberse reducido siguen siendo el principal motivo de queja de los ciudadanos. Según los datos facilitados por la concejalía de Pilar Soriano, las incidencias registradas entre julio y agosto de 2015 por limpieza viaria, enseres abandonados y contenedores han pasado de 1.912 a 1.559 este año, lo que supone una reducción del 18,4%.Destaca en este aspecto la reducción considerable de incidencias por el abandono de muebles y enseres en la vía pública, con un 54,9% menos en julio y un 26% menos en agosto de este año respecto a los mismos períodos de 2015.

Soriano asegura que uno de los indicadores de la reducción de las denuncias relacionadas con la limpieza son las llamadas al 010, el teléfono de atención ciudadana del ayuntamiento. Según los datos facilitados por su concejalía, en la zona 1, las incidencias bajaron en los meses de junio, julio y agosto pasados casi un 5% respecto al mismo periodo del año anterior. La reducción fue especialmente significativa en Pobles del Sud, donde se redujeron un 43,9%. En la zona 2, las incidencias regristradas por temas de limpieza bajaron un 44% en Pobles del Nord, un 21,3% en Benimaclet y un 11,8% en Campanar. Por lo que respecta a la zona 3, se registraron descensos de las quejas del 32 y el 33,7% en Quatre Carreres y Poblats Marítimis. En barrios como Montolivet, En Corts y el Cabanyal-Canyamelar las quejas de los vecinos han diminuido casi a la mitad, bajando entre un 42 y un 45%.

Pese a todo la concejala de Medio Ambiente aseguró en declaraciones a este diario que es «fundamental mejorar el nivel de limpieza en València». «Los resultados de esta primera parte del mandato son positivos pero no nos conformamos en absoluto y queremos que la mejora sea mayor».

Además de defender un aumento del presupuesto, la concejala hizo un llamamiento a los ciudanos para reducir los niveles de generación de residuos y suciedad. «Si logramos ensuciar menos la ciudad se multiplicará el efecto de la optimización de recursos y el aumento presupuestario que pretendemos», destacó. En este sentido el ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña de concienciación bajo el lema «Valencia-neta» en la que participa el dibujante Ortifus. Las auditorias realizadas por el ayuntamiento en materia de limpieza corroboran que los niveles de suciedad se mantienen «prácticamente estables» en los tres últimos años, si bien se ha reducido el nivel de residuos que hay en la vía pública en un 35,8% durante los meses de primavera de 2015, respecto al mismo período de 2014, y un 45,75% en los meses de verano respecto al verano de 2014.

El Govern de la Nau que fijó la limpieza como una de sus prioridades ha reconducido la tendencia de recortes del anterior gobierno del PP, incrementando en 2,5 millones de euros de limpieza e incluyendo un plan de choque que en barrios problemáticos como el Cabanyal ha dado buen resultado. Valencia era, según apuntó hace unos días el alcalde, Joan Ribó, la ciudad con menos inversión en limpieza junto con Huesca. El presupuesto que en 2009 se situaba en 70 millones de euros tocó fondo con la crisis económica bajando hasta 56 millones. El gobierno tripartito lo ha subido hasta 59 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas