03 de noviembre de 2016
03.11.2016
Presupuestos

El ayuntamiento baja el salario a los gerentes de las fundaciones

El último en hacerlo ha sido el de la FDM, que ha pasado de 81.000 a 65.000 euros - Solo queda el gerente de Mercavalencia, que se jubila

03.11.2016 | 08:40
El ayuntamiento baja el salario a los gerentes de las fundaciones

Una vez resueltos los presupuestos y el reparto de las principales partidas de 2017, los socios del equipo de gobierno empezaron a aprobar ayer las cuentas de los organismos autónomos y las fundaciones, bloqueadas por València en Comú a la espera de conocer el reparto global. Y ya puede decirse que todos los gerentes de estas entidades municipales, excepto uno, han ajustado sus sueldos por debajo de sus concejales y, por supuesto, del alcalde. El último en hacerlo ha sido el gerente de la Fundación Deportiva Municipal (FDM), José Vicente Berlanga, que percibirá 65.000 euros brutos anuales.

Antes de la llegada del nuevo gobierno en junio de 2015, los gerentes de fundaciones y empresas pública como Turismo Valencia, Aumsa, Fundación Deportiva Municipal o Palacio de Congresos, tenían sueldos muy superiores a los de los concejales. Eso, sin embargo, cambió con la llegada de la nueva corporación, que decidió que la retribución de estos altos cargos no podría estar por encima de sus concejales.
Así pues, por «recomendación» de éstos o por voluntad propia, los nuevos cargos optaron por rebajarse sus sueldos para dejarlos al nivel indicado. Los últimos que quedaban eran los de la Fundación Deportiva Municipal, Mercavalencia y Aumsa, que seguían estando por encima de los 80.000 euros, es decir, por encima incluso del alcalde.

En el caso de Aumsa, su gerente, José Antonio Martínez Roda, acordó con su concejal, Vicent Sarrià, bajarse el sueldo a 76.000 euros brutos al año, una cifra similar a la que gana el edil.

Por lo que se refiere a José Vicente Berlanga, responsable de la Fundación Deportiva Municipal, que fue nombrado en su puesto con un salario de 81.600 euros, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia aprobó el viernes pasado su reducción salarial a propuesta de la propia fundación.

A partir de ahora ganará, como la mayoría de estos cargos de confianza, 65.000 euros brutos al año más los trienios que le corresponde como funcionario y que nunca se pierden, dijeron fuentes municipales. Se trata del sueldo que ganan también los coordinadores generales, que están por encima de los directores generales y son los números «dos» de sus respectivas concejalías.

Sólo queja por ajustarse el salario el gerente de Mercavalencia, José Joaquín García, que se jubila en menos de un año y el ayuntamiento ha preferido mantenerlo tal cual para evitar un proceso judicial o una indemnización que le hubiera supuesto un gasto superior a lo que percibirá de más en este tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

València

El viento tumba dos árboles en València
El viento tumba dos árboles en València

El viento tumba dos árboles en València

Uno de los árboles ha caído en la calle Juan Llorens y el otro en la calle Cuenca

Geriatros-SAR se queda la ayuda a domicilio para tres distritos por 6,8 millones

Dará servicio a 480 ciudadanos con dependencia y emplea a 100 profesionales con posibilidad de...

Testigo del bus 95: "Anoté los datos para que la víctima reclamara"

Testigo del bus 95: "Anoté los datos para que la víctima reclamara"

Francisco Pitarch ya ha encontrado a la persona que le anotó en un pañuelo de papel los datos del...

La deuda se reduce un 16,47 % mientras que el pago a proveedores se fija en 5,3 días

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, reivindica la autonomía municipal y pide liberarse de la...

Una comisión técnica analizará la viabilidad del Consorcio 2007

Una comisión técnica analizará la viabilidad del Consorcio 2007

La reunión virtual celebrada ayer aprueba las cuentas de 2016 y los contratos de limpieza, luz,...

Operación de cirugía urbanística incompleta

Operación de cirugía urbanística incompleta

Las instalaciones del viejo zoo se convierten en una fantástica zona verde - La reforma, sin...